Monterrey, NL. El mercado laboral de Nuevo León está altamente industrializado, en él se han insertado 24% de jóvenes con carrera profesional y 8.5% con niveles técnicos en el 2018, sin embargo, los empresarios requieren más mano de obra de perfil técnico, afirmó Mario Alberto Jurado Montelongo, profesor e investigador del Colegio de la Frontera Norte (Colef). 

Comentó que en un estudio realizado en el 2008, el personal con carreras técnicas representaba 11.5% de trabajadores y a nivel profesional 19.2%, indicó el investigador, quien participa en el Laboratorio de Estudios del trabajo de la Frontera Norte del Colef.  

“Hay que ver lo qué está pasando, porque los empresarios necesitan técnicos; sin embargo, el que haya menos técnicos son decisiones de las familias, como una estrategia para que los jóvenes tengan mejores salarios con una carrera profesional”, indicó Jurado Montelongo. 

Comentó que en los salarios, “se nota una clara ventaja de los que tienen estudios universitarios”. 

También a nivel nacional se nota este cambio, y hay una disminución de la importancia de cursar estudios técnicos y un aumento en la opción por carreras profesionales. 

Por ello, dijo Jurado, el futuro del empleo, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) está en el aprendizaje permanente, sobre todo en esta transición tecnológica hacia la Industria 4.0, en la que necesariamente tiene que haber inversión por parte de las organizaciones en la capacitación. 

Demanda laboral 

Por su parte, Jesús Rubio Campos, profesor e investigador del Colef, mencionó que en el 2017, un estudio sobre la demanda laboral de personal técnico y operativo en el área metropolitana de Monterrey, que realizó Jóvenes Neo, menciona que aproximadamente un tercio de las empresas en esta zona, utilizan elementos característicos de la Industria 4.0, sobre todo en procesos automatizados, uso de la Nube y robótica. 

Sin embargo, consideró que la fuerza laboral que viene de escuelas técnicas aún no cuenta con las competencias técnicas requeridas para adaptarse a la Industria 4.0. 

Por ello, “aquellas empresas que están migrando hacia la Industria 4.0 están preparando a su mano de obra para programar estas máquinas, como ocurrió antes con el control numérico que hace cientos de piezas, y tuvieron que trabajar en programar a la gente”, indicó Rubio Campos. 

Consideró que Nuevo León está en ese camino de formar a técnicos y jóvenes con carrera, aunque todavía falta llegar a niveles como Finlandia, que tiene la meta de capacitar entre 10 y 15% de la población en inteligencia artificial. 

[email protected]