Monterrey, NL. La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) de Nuevo León confía en que en el segundo semestre de este año se reactive la inversión en infraestructura pública por parte de la Federación para la ejecución de proyectos contemplados en el presupuesto de egresos.

Entre ellos, se prevé el inicio de los trabajos de la Presa Libertad, así como obras de carácter privado en el sector industrial, comercial y de servicios, indicó a El Economista José Francisco Guajardo Valdez, presidente de la CMIC estatal.

“Si continúa esta tendencia (de dinamismo en la industria) es posible que el Producto Interno Bruto  de la construcción en la entidad registre un crecimiento de 2% al cierre del 2019”, estimó.

Guajardo Valdez explicó que para el sector resulta muy positivo que el presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, mencionara en su mensaje del 1 de julio que va a iniciar la construcción de la Presa Libertad, lo que le da certeza a la inversión.

“Con una inversión de 5,000 millones de pesos (el panorama de la industria) cambia; 90% de las firmas afiliadas a CMIC son micro, pequeñas y mediana empresas (mipymes) y su porcentaje de participación en la obra sería mínimo”, dijo.

No obstante, mencionó, si gana la licitación una empresa grande de Nuevo León, “lo que vamos a ver es que el ganador reclute y subcontrate a estas empresas”.

Entre las obras en las que podrían participar las mipymes citó la renta de maquinarias, construcción de caminos de acceso, dormitorios, desmonte de caminos, entre otras.

La CMIC delegación Nuevo León tiene 300 socios; no obstante, en la entidad hay más de 1,200 empresas constructoras.

El proyecto

La Presa Libertad se ubicará en el municipio de Linares y tendrá una capacidad de almacenamiento de 150 litros por segundo. El gobierno federal aportará 2,500 millones de pesos y el gobierno estatal 2,500 millones.

El 21 de junio el Diario Oficial de la Federación publicó el convenio de coordinación que celebraron la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, a través de la Comisión Nacional del Agua y Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey (SADM), para realizar los trabajos preliminares de la Presa Libertad, por un monto de 772 millones de pesos.

De dicho monto, el Fondo Nacional de Infraestructura ya depositó al gobierno de Nuevo León 386 millones de pesos, es decir, 50% del costo de las acciones preliminares; los otros 386 millones le corresponderán a SADM.

En tanto, el 25 de junio el Congreso local aprobó que Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey adquiera un nuevo financiamiento por un monto de 2,500 millones de pesos para la construcción de la presa.

[email protected]