Napoleón Gómez Urrutia, líder del Sindicato de Trabajadores Minero Metalúrgico de la República Mexicana (STMMRM), aseguró que no se ha aprendido nada después de la explosión hace cinco años en la mina Pasta de Conchos, siguen operando pocitos clandestinos y con prestanombres para vender el carbón a las grandes empresas, como Altos Hornos de México, con pésimas condiciones (para los trabajadores) .

Entrevistado por El Economista, el dirigente de los mineros que se encuentra autoexiliado en Vancouver, Canadá, comentó que si bien no existe un número preciso sobre la existencia de pocitos, que incluso están en ranchos y ejidos porque es muy fácil encontrar carbón , si se calcula que hay entre 5,000 y 10,000 trabajadores en la región carbonífera de Coahuila que están bajo pésimas condiciones laborales.

Puedo decir que estimamos que en estas condiciones (inseguras) laboran alrededor de 5,000 y 10,000 trabajadores en la región carbonífera, pueden ser más si se considera que no hay registros exactos en estos pocitos , indicó.

La manera en que trabajan, dijo, es en condiciones infrahumanas y la mayoría son trabajadores que no están sindicalizados, porque no se nos permite. Los pocitos tiene un diámetro de 1.20 metros, y en botes descienden hasta 60 metros los mineros uno a uno para extraer el carbón, incluso utilizan los motores viejos de los automóviles para improvisar poleas que les ayuden a descender y francamente esto no puede estar sucediendo más .

Gómez Urrutia comentó que la Secretaría de Economía debe transparentar el proceso por el que otorgan las concesiones "a veces a prestanombres, porque no siempre aparecen los verdaderos dueños y lamentablemente no hay registro y control".

En ese sentido, dijo que se debe penalizar por negligencia y si no se avanza en estos temas en el Ejecutivo, entonces que se haga en el Legislativo, nosotros como organización sindical seguiremos impulsando esa iniciativa para que suceda como en países como Canadá... donde las leyes responsabilizan a quienes incurrieron en negligencia .

De existir esa legislación, añadió, las empresas se preocuparían por cumplir con la ley y la autoridad en realizar las inspecciones necesarias de manera preventiva.

Sostuvo que sí habría diferencia en caso de que los trabajadores hubieran sido sindicalizados primero porque habría un Contrato Colectivo y con ello todos los derechos de contar con comisiones de seguridad e higiene en donde participan los trabajadores y ante el mínimo riesgo se impiden los trabajos hasta que no haya condiciones, pero eso lamentablemente no fue así y a nosotros nos impiden sindicalizar a esos mineros .

Insistió en que se debe llegar al fondo para castigar a los culpables y criticó que se haya solicitado ayuda a los mineros chilenos porque los que saben de minería conocen que en 60 metros, nuestra gente es calificada para realizar cualquier tipo de rescate .

[email protected]