Cancún, QR. Antes de que concluya este año, Playa del Carmen pretende obtener la certificación bronce de EarthCheck, que la acreditaría como un destino sostenible y sustentable.

Además de acreditar 260 indicadores en materia ambiental y de políticas públicas, el distintivo le permitiría acceder al mercado Lifestyle of Health and Sustainability, que se caracteriza por su alto poder adquisitivo y la búsqueda de destinos comprometidos con la sustentabilidad, explicó Beatriz Barreal Danel, directora de Riviera Maya Sustentable.

Este segmento está preocupado por fomentar y apoyar empresas, productos, destinos y servicios que estén comprometidos con alguna causa social, ambiental, cultural o económica y están dispuestos a pagar entre 20 y 60% extra si identifican que sus compras contribuyen a la causa de esa empresa, producto, destino o servicio.

Insistió en que en términos de marketing, la certificación permitirá posicionar a Playa del Carmen en un segmento de mercado de alto poder adquisitivo que cuida su entorno.

La certificación incluye 18,400 hectáreas de la ciudad, divididas en tres unidades de gestión ambiental, en donde se busca establecer un estándar integral de calidad de vida, que va desde manejo de residuos sólidos y recursos hídricos, hasta inclusión de la población local en la cadena de valor, promoción de actividades culturales que fomenta el turismo e incluso temas de equidad de género, entre muchos otros, explicó.

El proceso se encuentra en las últimas fases de recolección de información, lo cual le permitirá al destino tener un diagnóstico de dónde se encuentra en materia de sustentabilidad y trazarse metas cada dos años para escalar en función de las mejoras que acredite el destino ante la certificadora.

Barreal Danel dijo que la medición de la huella de carbono de Playa del Carmen les está resultando particularmente complicada por lo difícil que es identificar el número de turistas que ingresan al destino vía carretera, sobre todo con el surgimiento y auge de Airbnb y plataformas similares, las cuales se calcula que tienen una oferta de más de 40,000 habitaciones sólo en Playa del Carmen, lo que hace difícil precisar el número de huéspedes que reciben anualmente.

Actualmente,  sólo Huatulco, Loreto y Nuevo Vallarta son los destinos acreditados por EarthCheck en México, por lo que en caso de que Playa del Carmen logre la certificación este año permitirá que el país sea el primero en tener cuatro destinos certificados por esta firma internacional.

Financiamiento

En entrevista aparte, Erica Lobos, gerente de EarthCheck para México y Latinoamérica, comentó que el proceso es financiado por empresas privadas integradas en torno a la asociación civil Riviera Maya por la Sustentabilidad, las cuales cubrirán los 15,000 dólares anuales que cuesta la certificación.

La primera etapa consiste en la acreditación de cumplimiento de 41 criterios y 103 indicadores relacionados con la planificación para la sostenibilidad, la maximización de los beneficios sociales y económicos para la comunidad local, el mejoramiento del patrimonio natural y cultural, entre otros.

estados@eleconomista.mx