Guadalajara, Jal. El gobernador Emilio González Márquez propuso a los gobiernos municipales de Jalisco, cuyas finanzas están en shock, un modelo de rescate a través de la contratación de más deuda por parte del Ejecutivo estatal.

El mandatario aclaró que el esquema sería el de un financiamiento subsidiario mediante el que los municipios, algunos de los cuales, comentó, enfrentan una crisis equiparable con un shock hipoglucémico, se comprometan a combatir las causas del desequilibrio financiero.

Hay algunos que si no se les ayuda con insulina, pues ya quedarán sólo los santos óleos; lo que yo pediría es que así como me lo han expresado a mí, se lo expresen también al diputado de su distrito , advirtió el Gobernador.

El panista Emilio González garantizó, que la contratación de un nuevo crédito, no pondría en aprietos al próximo gobierno que encabezará el priísta Aristóteles Sandoval, toda vez que la deuda pública representa 20% del presupuesto anual del estado.

Nosotros no imprimimos dinero y pues tiene qué salir de un proyecto de financiamiento , opinó el gobernador ante alcaldes que acudieron a la clausura de las Jornadas de Inducción a Autoridades Municipales que asumieron el cargo el pasado 1 de octubre.

En el evento, el presidente municipal de La Manzanilla de la Paz, Juan Martín Cárdenas, expuso que recibió el ayuntamiento con una deuda de 16.5 millones de pesos cuando su presupuesto anual es de 10 millones.

RESCATE AL CONGRESO

Por otra parte, precisó que el Poder Ejecutivo sí está dispuesto a negociar un posible rescate financiero del Congreso local, pero sólo con los diputados que conformarán la LX Legislatura, que entrará en funciones el 1 de noviembre.

promo@eleconomista.com.mx