Querétaro, Qro. La implementación de la reforma energética debe ser aterrizada en los estados y municipios, dado que serán estas localidades las que alberguen su ejecución.

El presidente de la Asociación Mexicana de Energía (AME), Ángel Larraga Palacios, expuso que es necesario que en diversas regiones del país se repliquen iniciativas dirigidas a la implementación de la reforma, tal es el caso de clústeres especializados en la industria energética.

El Clúster Energético de Nuevo León es uno de los ejemplos de la manera en que la reforma federal se ha descendido hacia el estado.

Con dos años de operaciones, destacó, el clúster ha fungido como un espacio de diálogo, información e interrelación.

“Nosotros formamos parte del clúster de Monterrey que lleva funcionando como dos años, y ha sido un vehículo para debatir, comentar e informar también a todos los interesados del estado de cuáles son los avances de la reforma, y luego permite una interrelación con los diferentes agentes que están involucrados en la reforma”, detalló el  empresario.

El clúster regiomontano alberga a firmas como Seisa, Gas Natural Fenosa, subsidiarias de la Comisión Federal de Electricidad, Central Eléctrica Pesquería, la Universidad Autónoma de Nuevo León, entre otras instituciones y organizaciones empresariales.

En puerta

Larraga Palacios celebró la propuesta que surge desde la Comisión de Energía —de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Querétaro— de crear un clúster de energía para la región Bajío.

“Entonces, el que haya un clúster de energía que pueda abordar todas las problemáticas de las diferentes fuentes de energía, de electricidad, gas LP, gasolina, me parece un acierto”, comentó.

La presidenta de la Comisión de Energía de Coparmex Querétaro, Elisa Ávila Requena, explicó que la iniciativa de generar un clúster de energía ha surgido como una propuesta estatal, que actualmente se busca configurar como un clúster de la región, a fin de ligarlo al Corredor Central del Bajío.

Actualmente, la iniciativa se encuentra en fase de planeación, previendo que se materialice entre finales del 2018 e inicios del 2019.

Además de la conformación del clúster, la Comisión de Energía se ha planteado los objetivos de crear un directorio de las empresas, organizaciones e instituciones vinculado a la materia energética, así como crear grupos encargados para el diseño de proyectos.

En tanto, otros estados que en México han constituido un clúster de energía son Coahuila, Oaxaca, Chihuahua.

En cifras

En el Producto Interno Bruto (PIB) nacional de generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final, las entidades con mayor participación son Estado de México (8.2% del total), Veracruz (7.3%) y Nuevo León (7.1%); al considerar el peso de este rubro en el PIB de cada estado, resulta que los coeficientes más elevados se exhiben en Colima (6.9%), Guerrero (4.2%) y Baja California Sur (3.8 por ciento).

Durante el 2017, la actividad económica del sector presentó los mayores aumentos anuales en: Guanajuato (14.2%), Sinaloa (10.9%), Querétaro (10.4%) y San Luis Potosí (9.2%), lo que manifiesta la fortaleza del Bajío, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística  y Geografía.

[email protected]