Querétaro, Qro. La construcción de vivienda económica persiste como uno de los desafíos inmobiliarios del estado de Querétaro, ya que se estima que en el mercado hay una demanda potencial de al menos entre 40,000 y 50,000 casas de bajo costo.

El presidente en Querétaro de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi), José Guerrero Renaud, explicó que éste es el número de viviendas que si estuvieran edificadas se absorberían inmediatamente.

Se trata de unidades cuyo valor rondaría entre 500,000 y 1 millón de pesos, siendo el rango de precio que tiene una importante demanda en el estado, pero que no encuentra cabida en la oferta existente del mercado inmobiliario.

El encarecimiento de la tierra y los altos costos para el desarrollo de infraestructura hidráulica son algunos de los elementos que han encarecido la construcción de viviendas económicas y sociales.

Otro reto es que estas unidades habitacionales se construyan en zonas de fácil acceso y que no queden aisladas en áreas que compliquen la movilidad de sus habitantes.

“Los dos principales factores es que haya tierra económica para que la gente pueda ir a un buen fraccionamiento que no nos quede tan lejos, para que no tengan que estar subiendo dos o tres camiones para poder llegar al trabajo y que el agua esté disponible, porque hay que reconocer que es la obra de infraestructura que en Querétaro normalmente es la más cara”, refirió Guerrero Renaud. 

La cámara plantea crear una estrategia junto con las actuales administraciones municipales como las que entrarán en funciones en el último trimestre del año, para resarcir la brecha que existe entre la demanda de vivienda de bajo costo y la oferta actual.

“Estamos platicando con los presidentes municipales, los que van a continuar y a entrar a partir del 1 de octubre para detonar a fraccionamientos que puedan permitir viviendas más económicas, para muchas familias que van iniciando o que tienen que juntar los dos ingresos para poder comprar una vivienda y ahí es donde tenemos el mayor reto de la siguiente administración, el generar espacios para esas viviendas”, explicó.

También, buscarán un acercamiento con el gobernador electo, Mauricio Kuri González, con el objetivo de dar continuidad a iniciativas que fueron dialogadas durante el pasado proceso de campañas electorales.

“Les pedimos que se mantengan las condiciones de apertura, de escucha, ha habido reuniones desde el tiempo de campaña, pero ahora que están anunciando a las personas que van a colaborar ya estamos planteando cómo trabajar para aterrizar esos acuerdos”, apuntó.

En cifras

Hasta febrero de este año, Querétaro reportaba 213,682 derechohabientes ante el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), cifra que está conformada en mayor medida, es decir, 31.7% en el rango de percepciones de hasta 2.7 Unidades de Medida y Actualización (UMA).

En seguida, se ubica el rango de 2.7 a 4.1 UMA, al que pertenecen 26%; de 4.11 a 5.8 UMA están 16.8%; de 5.81 a 9 UMA son 14.1%, mayor a 9 UMA se encuentra 11.4%, precisa información del Infonavit.

Hasta marzo, Querétaro acumulaba un inventario de 8,832 viviendas, 14% menos que en marzo del 2020, según la Comisión Nacional de Vivienda.

estados@eleconomista.mx