Cancún, Qroo. La firma cancunense Mera Corporation, controladora de más de 50 restaurantes en las terminales aéreas de Cancún, Mérida, Cozumel, Toluca y Guadalajara, dio el primer paso en su internacionalización al ganar la concesión para operar 11 establecimientos de alimentos y bebidas en el recién construido Aeropuerto Mariscal Sucre de Quito, Ecuador, que comenzará a operar el próximo 20 de febrero.

Son 11 puntos de venta que suman un aproximado de 600 sillas para comensales: tres quioscos de producto terminado, un food court (agrupación de establecimientos de comida) completo, tres restaurantes de servicio completo y un café con servicio completo, además de un concepto que lleva el servicio hasta posiciones remotas del aeropuerto. La inversión es de 12 millones de dólares, aproximadamente, y se crearon dos marcas exclusivas para el mercado sudamericano .

Se trata de los restaurantes Darwin’s Bar y el Amazonia Café, que son producto de un profundo estudio de mercado sobre los gustos y preferencias de los ecuatorianos, que se sienten muy orgullos de sus riquezas naturales e históricas, explica Rafael Aguirre Gómez, CEO de Mera Coporation. De los más de 50 establecimientos que opera el grupo, 32 están en el Aeropuerto Internacional de Cancún con marcas como Starbucks Coffee, Häagen Dazs, Domino’s Pizza, Johnny Rockets, T.G.I. Friday’s y Bubba Gump Shrimp, además de marcas originales creadas por Mera Corporation como Guacamole Mexican Grill, Grab N’ Go, Snack & Bar To Go, Meeting Point, Peking Xpress y Mera Restaurante.

Los ingresos que Mera genera al consorcio Aeropuertos del Sureste (Asur), controlador del aeropuerto, por la renta de espacios comerciales tan sólo en el destino turístico representan una parte importante, que declinaron informar, de los 1,360 millones de pesos que en el 2011 Asur reportó como ganancias netas por concepto de servicios no aeroportuarios (alquiler de espacios para establecimientos como tiendas libres de impuestos y restaurantes). Por sí sola, la terminal de Cancún aporta poco más de 90 % de dicho monto, que -en conjunto- generan los nueve aeropuertos que opera Asur en el sureste mexicano, según el reporte 2011 enviado a la Bolsa Mexicana de Valores.

UNA PISTA CON POTENCIAL

El Aeropuerto Mariscal Sucre es la primera terminal aérea internacional construida desde cero en los últimos 60 años en toda América del Sur.

Fue concesionado a la firma canadiense Quiport y absorberá en su totalidad a los casi 7 millones de pasajeros in and out que desplazaba anualmente el viejo aeropuerto de la capital ecuatoriana, que heredó su nombre a la nueva terminal, explica Gabriel Márquez de la Torre, director de Proyectos de Mera Corporation.

En el concurso de licitación, Mera se impuso a firmas trasnacionales de la talla de HMSHost Corporation, una empresa multinacional que administra concesiones en aeropuertos de Estados Unidos, y a la brasileña International Meal Company (IMC), la más grande operadora de establecimientos de comida rápida en el gigante sudamericano.

Las razones por las que ganó la licitación tienen que ver -principalmente- por la atractiva opción financiera que representa Mera, afirma Márquez de la Torre. Sin revelar la cifra,quien agrega que el gasto promedio por pasajero de salida en la Terminal 3 del Aeropuerto Internacional de Cancún es más alto que la media de las terminales estadounidenses, según la publicación Airport Revenue News .

La expectativa para el Aeropuerto Mariscal Sucre es que automáticamente el gasto promedio de pasajero de salida se incremente entre 50 y 60% con respecto del que se mostraba en la terminal anterior. Está situado a 34 kilómetros de la ciudad de Quito, a una altura de 2,400 metros sobre el nivel del mar, contra los 2,800 que tenía el aeropuerto anterior, lo cual obligaba a hacer una escala previa en Guayaquil para los aviones grandes que no podían aterrizar en esas condiciones .

Con las nuevas condiciones técnicas, tanto de la pista como de su situación geográfica, alejado de todos los servicios que sí ofrecía el anterior aeropuerto que ya había sido devorado por la mancha urbana de Quito, se recibirá mayor número de vuelos internacionales y habrá mayor número de conexiones a otros países, agregó.

PLANES A FUTURO

Tras dar el primer paso de internacionalización, Aguirre Gómez adelantó a El Economista que están compitiendo ya por la concesión de espacios comerciales en el Aeropuerto Internacional de Fourt Lauderdale, Florida, uno de los más importantes de Estados Unidos, con más de 23 millones de pasajeros movilizados en el 2011.

El proyecto ya fue presentado y el fallo se dará el febrero de este año. Estamos muy confiados en ganar la concesión, porque tenemos la experiencia y sabemos cómo hacer las cosas, siempre bajo una misma filosofía, no pretendemos ser los más grandes, sino los mejores en lo que hacemos , manifiesta el ejecutivo.

[email protected]