La expansión de la mancha urbana en Querétaro absorbe al campo, por lo que la tecnificación, la agricultura protegida y los invernaderos surgen como alternativas para optimizar la productividad de la superficie agrícola.

El titular del Distrito de Desarrollo Rural 04, de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Gerardo Martínez Medina, refirió que dicho distrito se integra de la Zona Metropolitana de Querétaro (ZMQ), entre la cual el efecto de absorción del campo se concentra en Querétaro, El Marqués y Corregidora.

Instar a limitar cambios de usos de suelo

Ante este panorama, Martínez Medina externó que es necesario poner frenos a los cambios de usos de suelo que aprueban las alcaldías, con el objetivo de conservar áreas naturales que son susceptibles para el cultivo.

Desgraciadamente, la mancha urbana nos está comiendo algunas zonas importantes de cultivos; estamos platicando con las presidencias municipales para que haya un control de permisos de cambio de uso de suelo, que se limiten (...), que ya no sigan invadiendo tierras de cultivos que aparte son muy productivas y que ya nos están haciendo falta , declaró el funcionario de Sagarpa.

Entre los cuatro municipios metropolitanos, Huimilpan es el que mantiene el mayor , mientras que las cuatro demarcaciones de la zona metropolitana comprenden entre 20 y 25% de la productividad del campo queretano, aunó Gerardo Martínez.

En el ámbito de la ganadería, refirió que es necesario contar con animales cuya genética sea de mayor pureza con la finalidad de que produzcan más leche y carne. El Marqués expone sobresale por la producción de leche de bovino; Querétaro por la producción de cerdos y aves, mientras que Corregidora por ganadería extensiva.

Poca disponibilidad

De acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, en las últimas cuatro décadas la mancha urbana de la ZMQ se ha extendido cerca de 26 veces.

En tanto que el Índice de Ciudades Competitivas y Sustentables 2015 que emite el Instituto Mexicano para la competitividad(Imco) expone que si bien coloca a Querétaro en la posición cuatro (de la categoría A), la entidad únicamente dispone de 1.6 metros cuadrados de áreas verdes por habitante, cuando el mínimo recomendado es de 15 metros cuadrados.

En el periodo del 2000 al 2010, la expansión urbana se dio predominantemente sobre suelo de reducido valor ambiental (suelo agrícola). El 8% de su población habita en rezago social medio y alto, lo cual es un reflejo de condiciones aceptables en materia de acceso a servicios básicos y condiciones de habitabilidad , puntualiza el Imco.

[email protected]