La Asociación Mexicana de Directivos de Investigación Aplicada y el Desarrollo Tecnológico (Adiat) concluyó la Declaración de Monterrey, la cual establece que México requiere por lo menos 5,000 nuevas plazas de investigadores por año, apostarle a la educación superior y aumentar de 1,000 a 5,000 el número de patentes generadas hacia el 2018.

Será este viernes cuando se presente a los candidatos a la Presidencia de la República, con el objetivo de que en el próximo sexenio se destine 1% del Producto Interno Bruto (PIB) a ciencia y tecnología, y no 0.4% que se aplica actualmente.

Al presentar las conclusiones de la Declaración de Monterrey, dentro del XXIV Congreso de la Adiat 2012, el presidente de la Asociación, Gerardo Fernando Bravo, y el presidente del evento, Jaime Parada Ávila, explicaron que entre las conclusiones de esa declaratoria también se estableció la necesidad de crear a nivel nacional una nueva Secretaría de Educación en Ciencia, Tecnología e Innovación.

La Declaración de Monterrey de la Adiat es un estudio en el que se presentan los compromisos que tiene el gobierno, el sector productivo y las universidades en materia de ciencia y tecnología para aspirar a un México más equitativo y con una economía basada en el conocimiento.

Al arrancar los trabajos del Congreso en el Centro Internacional de Negocios de Monterrey, detallaron que es indispensable elevar el presupuesto en educación superior por lo menos de 0.85 a 1.5% del PIB, lo que equivale a inyectar a las universidades más de 170,000 millones de pesos para elevar la cobertura a 50 por ciento.

Incluso, en el 2013 la nueva administración del gobierno federal puede iniciar con una aportación adicional a la educación superior de 15,000 millones de pesos, con el propósito de elevar la matrícula en las universidades de 2.5 a 5 millones de estudiantes para el 2018, así como incrementar a 400,000 el número de estudiantes de posgrado.

PIDEN INCENTIVOS FISCALES

Parada Ávila comentó que otro de los compromisos que debe de asumir el gobierno federal en materia de ciencia y tecnología es reinstalar los incentivos fiscales que se otorgaban a las empresas para apoyar proyectos de investigación y que fueron suspendidos por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en el 2008.

Agregó que ese programa de incentivos debe de ser reinstalado, con una partida de por lo menos 5,000 millones de pesos, tal y como prevalecía antes de que fuera suspendido.

Además, mencionó que el documento de la Declaración de Monterrey de la Adiat también refleja la necesidad de crear una ley de centros de investigación, que regule las operaciones de los mismos y en donde también se fijen obligaciones de las autoridades para impulsar el desarrollo de ese tipo de organismos.

En materia de patentes -dice el documento- las empresas deben de esforzarse para pasar de 1,000 a 5,000 patentes en el 2018. La Adiat está integrada por 1,200 miembros.

EN NÚMEROS

Los objetivos trazados

5,000 nuevas plazas de investigadores requiere México cada año, establece el documento.

5,000 patentes generadas para el 2018 es el objetivo de la Declaración de Monterrey.

1% del PIB es el gasto que se pide para ciencia y tecnología.

[email protected]