Koppert México, empresa especialista en control biológico de plagas y polinización natural con insectos, desarrolla una investigación para producir una especie de abejorro propia de la región.

Actualmente, debe importar los insectos con que trabaja desde Holanda, su país de origen.

Se trata del abejorro bombus impatiens, especie nativa del norte de América que utiliza para el control biológico de plagas en invernaderos.

Este abejorro está adaptado al clima de la parte norte de América: California, y un poco hacia la parte norte de Canadá , explicó Moisés Vázquez, investigador de la compañía.

De acuerdo con el especialista, al generar una especie nativa de México la compañía no sólo quedaría exenta de muchas limitaciones por parte de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), sino que también podría abarcar mayores áreas de cultivos en campo abierto y explorar nuevos mercados.

Hay una especie nativa de México que está mejor adaptada al clima de la región central del país. Los problemas los hemos tenido a la hora de reproducir el insecto a nivel industrial: no nos ha resultado fácil la producción masiva , detalló.

La nueva especie, explicó el investigador, tendría en gran parte las mismas características del bombus impatiens, aunque deberá adecuarse, principalmente, a cultivos en campo abierto.

Vázquez estimó que el proceso para generar la nueva especie de abejorro podría concluir hasta el 2015.

El mercado ya nos lo está exigiendo, pero es un proceso largo; seguimos teniendo algunos problemas , sostuvo.

NUEVOS MERCADOS

En Querétaro, el principal mercado de Koppert México es el cultivo de jitomate y pimiento en invernadero.

Ubicada en el Parque Industrial El Marqués, la compañía arribó al estado hace poco más de 10 años.

La empresa ha comenzado a realizar pruebas de polinización y control biológico de plagas en berries, un mercado en el que pretende incursionar, agregó.

Tratamos de llegar a ese mercado en Michoacán; también nos dirigiremos hacia la polinización de flores , anticipó.

Una de las ventajas de no utilizar residualidad química es que se da cumplimiento a una exigencia del mercado, principalmente en los productos de exportación.

lourdes.duran@eleconomista.mx