Guadalajara, Jal. Los gobiernos de Jalisco y Guanajuato finalmente alcanzaron un acuerdo para aprovechar el agua del Río Verde y garantizar el abasto del líquido tanto a la Zona Metropolitana de Guadalajara como a León, Guanajuato.

Según el “Acuerdo de entendimiento para el aprovechamiento de las aguas del Río Verde”, que el pasado sábado firmaron los gobernadores Enrique Alfaro Ramírez y Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, Jalisco recibirá 76% del agua de ese embalse, mientras que Guanajuato captará 24 por ciento.

El acuerdo entre ambas entidades se alcanzó luego de que hace 14 años se había firmado un convenio que establecía que, en caso de construirse la infraestructura para aprovechar el caudal del Río Verde, Jalisco recibiría menos agua que Guanajuato, con apenas 32% del total.

“Es una reunión histórica en la cual, junto con el gobernador de Guanajuato, hemos dado los primeros pasos para resolver un conflicto viejo y un problema que tenía 40 años sin resolverse; el del abasto de agua para el estado y Los Altos de Jalisco”, señaló el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, tras la firma del acuerdo realizada en el municipio limítrofe de Lagos de Moreno.

El mandatario jalisciense añadió que con el acuerdo se respetan los convenios previamente firmados en 1995 y 1997 mismos que, dijo, se habían violentado con los signados en los años 2005 y 2007.

Compromisos federales.

A partir de la firma de este documento, el gobierno federal se encargará de realizar estudios, proyectos y obras de infraestructura, tal como lo había ofrecido el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Entre esas obras, destaca la construcción del acueducto Zapotillo-Los Altos-León, la presa y sistema de bombeo El Purgatorio para abastecer de agua a la zona metropolitana de Guadalajara, y determinará, a través de la Comisión Nacional del Agua, las especificaciones técnicas de la presa El Zapotillo.

Según la autoridad estatal, para reducir el déficit actual y atender las necesidades de la población, se requieren obras de infraestructura para que el Río Verde suministre como mínimo 0.38 metros cúbicos para Tepatitlán, 1.8 metros cúbicos para Los Altos de Jalisco, 5.6 metros cúbicos para la Zona Metropolitana de Guadalajara y 3.8 metros cúbicos para la ciudad de León, Guanajuato.

La cuenca del Río Verde comprende una extensión en superficie de 20,705 kilómetros cuadrados dentro de los territorios de Aguascalientes, Guanajuato, Jalisco, San Luis Potosí y Zacatecas.

Presentan Plan Hídrico para Nuevo León

Monterrey, NL. El Fondo de Agua Metropolitano de Monterrey presentó el Plan Hídrico para el 2050, que contempla la construcción de la Presa Libertad, la exploración de pozos subterráneos y la reducción de agua no contabilizada.

El organismo avaló la construcción de la presa por ser una opción factible para garantizar el consumo del agua para los nuevoleoneses.

De acuerdo con un comunicado del gobierno estatal, Rodrigo Crespo Elizondo, director del Fondo de Agua Metropolitano de Monterrey, afirmó que se realizaron encuentros con ciudadanos, organismos y universidades; también se efectuó un análisis de las diversas fuentes de agua, donde se concluyó que el Plan Hídrico con visión al año 2050 es el más viable.

“Lo que recomendamos al gobierno del estado es desarrollar una serie de proyectos de agua subterránea como los pozos de Ballesteros, el Obispado, el Pajonal, la Unión, Conchos, San Francisco, además la Presa Libertad y un proyecto de reducción de agua no contabilizada”, indicó Rodrigo Crespo.

Estimó que estas obras aportarían más de 5 metros cúbicos por segundo al sistema de Agua y Drenaje de Monterrey, cuyo costo es una fracción de lo que costaba inicialmente el proyecto del Río Pánuco.

Otros pozos que se recomienda explorar son los subálveos del Río Pilón y Country.

El directivo destacó que el servicio de agua y drenaje opera con un sistema de confiabilidad de 97 por ciento.

Tema vital

Waldo Fernández González, encargado de Despacho de la Coordinación Ejecutiva de la Administración Pública de Nuevo León, dijo que el tema del agua es un asunto vital para el crecimiento del estado, por lo que hizo un llamado a la ciudadanía a cuidarla y no desperdiciarla.

Agregó que con la construcción de la Presa Libertad y las obras adicionales a este proyecto se garantizará el abasto del agua.

La actual administración, indicó, está haciendo un esfuerzo permanente para eliminar las tomas de agua clandestinas; a la fecha se han encontrado 784, de las cuales, 462 ya se encuentran regularizadas.

Reflexionó que, en caso de sequía, Nuevo León tendría agua para 13.7 meses. (Con información de Lourdes Flores)

[email protected]