Guadalajara, Jal. El Presupuesto de Egresos de Jalisco para el 2018 será de 108,000 millones de pesos, es decir, 9,000 millones de pesos más que el que se está ejerciendo este año, anticipó el titular de la Secretaría de Planeación, Administración y Finanzas (Sepaf), Héctor Pérez Partida.

“Esperamos salir con un presupuesto entre los 108,000 o 109,000 millones de pesos; estamos en los últimos ajustes, evaluando los ingresos para tener una cifra lo más cercana a la proyección para el 2018 y haciendo los últimos ajustes al gasto, al proyecto de presupuesto”, dijo a El Economista.

Detalló que el presupuesto inicial del 2017 fue de 99,000 millones de pesos aunque, de acuerdo con sus proyecciones, el año cerrará con 106,000 millones ejercidos.

Pérez Partida enfatizó que la Ley de Ingresos para el 2018 no contempla nuevos impuestos ni aumento a los actuales, por lo que se buscará mayor disciplina y eficiencia tanto en la recaudación como en el gasto y en la administración de pasivos y deuda.

En tanto, el Presupuesto de Egresos, agregó, será austero y transparente enfocado a áreas prioritarias como educación, salud, seguridad pública, programas sociales, medio ambiente y movilidad.

“No se emprenderá ningún nuevo programa ni ningún proyecto de inversión, sólo que sea muy importante, y tengamos los recursos y se concluya antes del 1 de diciembre del próximo año. El gobernador no quiere dejar proyectos inconclusos, es la instrucción”, indicó el titular de Sepaf.

El Paquete Económico 2018 se presentará al Congreso local el próximo 1 de noviembre.

Sobre la deuda estatal, Pérez Partida aseguró que la administración estatal proyecta cerrar el sexenio con “finanzas sustentables” para que la nueva administración al llegar, pueda arrancar sus programas sin dificultad.

“Que no les pase lo que nos sucedió a nosotros, que durante los primeros 18 meses tuvimos que entrar en una serie de negociaciones para estabilizar la deuda y evitar alzas en tasas de interés y vencimientos anticipados de créditos que generaron incertidumbre al inicio de la administración”, expuso.

Puntualizó que el Ejecutivo estatal cerrará la administración en el 2018 con una deuda total de 17,500 millones de pesos.

“Estamos actualmente en alta calidad crediticia, en nivel “A” con perspectiva Estable”, refirió.