Monterrey, NL. El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón anunció que el estado seguirá su propio semáforo para determinar cómo se va a ir abriendo la actividad económica, que incluye indicadores como vigilancia de la ocupación hospitalaria, tendencia de hospitalización, porcentaje de positividad del virus, camas por paciente, capacidad instalada para pruebas diarias, número de casos por día.

“Tenemos que aprender a vivir con el riesgo, es una decisión tomada en conjunto (…) podemos tener condiciones de movilidad diferentes. La instrucción de la federación es la apertura (a partir del 1 de junio) de la industria de construcción, automotriz, su proveeduría y la minería, solamente esas tres, pero hemos decidido diferenciar el semáforo, no se trata de una confrontación, (con la federación) sino de la actualización de nuestra circunstancia”.

“Ese semáforo (del gobierno federal) dice que estamos en rojo, entonces nadie podría abrir el lunes próximo, nosotros decidimos, que no seguiremos este semáforo, tenemos nuestro propio semáforo en base a nuestras propias circunstancias”, recalcó el mandatario estatal.

Semáforo de reactivación en Nuevo León

El semáforo se guiará por la ocupación hospitalaria, actualmente está entre 21 y 25%, es decir que debería estar en verde, sin embargo, un semáforo rojo para detener la actividad sería tener en 70% la ocupación hospitalaria, explicó Rodríguez Calderón.

La tendencia de hospitalización se marcará en los últimos 10 días, esto permitirá cambiar de colores.

El total de capacidad de camas por paciente para Covid-19 en el estado es de 1,088, actualmente se encuentra en 21.78%, es decir con 237 pacientes. 

El gobernador aclaró que en este momento todavía no se integran los hospitales de Tierra y Libertad porque está concluyendo la infraestructura, ni tampoco el de Sabinas Hidalgo, porque hubo un brote de contagios de Covid-19.

Por otra parte, las camas de terapia intensiva disponibles son 276, a la fecha la ocupación de estas camas es de 24% pacientes intubados, es decir 67 personas.

La meta de capacidad instalada diaria para realizar pruebas de PCR es de 926 y la meta es llegar a 1,000 pruebas diarias.

Otro indicador importante es el número de casos nuevos de coronavirus confirmados por día, el promedio sería de 120 casos máximo.

“El promedio de decesos es de 4.5 defunciones (por día), queremos mantener en promedio 10, si tenemos capacidad hospitalaria”, aseguró.

El gobernador hizo hincapié que no hay un policía por cada ciudadano, ni un inspector por cada empresa, por lo que debe haber un compromiso de toda la sociedad para cumplir con los protocolos y las medidas sanitarias, para evitar que se incrementen de manera descontrolada los casos de Covid-19, y con ello evitar también la saturación del sistema de salud estatal.