El secretario general de gobierno de Baja California, Amador Rodríguez Lozano, negó la búsqueda de la instalación de nuevos casinos en la entidad, luego de pronunciarse sobre el Decreto 36 aprobado por los diputados locales el pasado 31 de diciembre del 2019 que reforma a la Ley de Desarrollo Urbano del Estado de Baja California.

De acuerdo con un comunicado del gobierno del estado, Rodríguez Lozano aclaró que esta reforma termina con la posibilidad de prácticas monopólicas en materia de uso de suelo y construcción para casinos o cualquier establecimiento que opere juego con apuestas; al mismo tiempo, negó que se busca la instalación de nuevos casinos en la entidad.

El funcionario estatal aclaró que, contrario a lo que se ha especulado, “la atribución de establecer casinos es federal, no de los estados. Lo que se buscó con la reforma es evitar el proteccionismo, prácticas monopólicas y poner el suelo parejo para todos los ciudadanos y no dar protección legislativa a unos cuantos.”

Explicó que se buscó dar solución a este problema eliminando el párrafo segundo del artículo cuarto de la Ley de Desarrollo Urbano del estado que contenía esta abusiva prohibición, para que cualquiera que obtenga un permiso por parte de la federación para la instalación de un casino y así obtener un permiso de uso de suelo.

El secretario aclaró que los diputados de Baja California únicamente aprobaron establecer la posibilidad de instalar casinos en el estado, no aprobaron la creación o la instalación de los mismos, puesto que, reiteró, esto es único y exclusivamente facultad de la Federación.

[email protected]