Monterrey, NL. El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón inauguró el Centro Estatal de Contingencias COVID-19, con la coordinación de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Guardia Nacional.

El mandatario dijo que es un centro de operaciones donde ya se aplica el Plan DN III en su fase preventiva.

“Tenemos que cuidar a las personas y enfrentar el crimen, tenemos que dividirnos, aquí se realizará la coordinación de acciones”, indicó Rodríguez Calderón.

En este centro también participará el Instituto Nacional de Migración (INM), Protección Civil de Nuevo León y la Secretaría de Seguridad Pública.

Por otra parte, el gobernador dijo que a partir de este viernes habrá mano dura para evitar que haya gente en la calle.

“Hoy entramos a la acción, recomendación para que las sigamos el resto, no llenarnos de pacientes. No es sencillo andar con cubrebocas, pero tenemos que ser más estrictos, nos vamos a ver más duros, vamos a tener presión de la sociedad”, aseveró el gobernador.

Explicó que este jueves 9 de abril tuvo una reunión virtual con los alcaldes, para tomar la decisión de que la población no debe estar en la calle.

También serán más estrictos con los filtros que ubicarán en la frontera, y no se permitirá acceso si no se quedan en cuarentena en la casa de sus familiares en Nuevo León.

Y advirtió: “si el lunes la gente no hace caso tendremos que tomar otra decisión”, en referencia al toque de queda.