Tijuana, BC. Las empresas locales que han decidido realizar sus movimientos de mercancía por medio del ferrocarril han registrado un crecimiento en el mercado internacional, al considerarlo como el medio de transporte más eficaz, sobre todo, teniendo en cuenta las fuertes restricciones que enfrenta el transporte terrestre de carga, afectando los costos de transportación de mercancía, mencionó el director de Baja California Railroad (BJRR), Roberto Romandía Tamayo.

El ferrocarril Tijuana-Tecate se ha posicionado como la mejor opción para la importación y exportación de mercancía en Baja California, ya que cuenta con la posibilidad de transportar desde cualquier origen de Estados Unidos y Canadá.

De acuerdo con las normas federales para el autotransporte de carga, en Estados Unidos se exige un registro electrónico de horas trabajadas al volante, lo cual impacta directamente en su capacidad de abastecer a 70% de las empresas que mueven su mercancía por este medio de transporte.

La restricción de capacidad, el registro electrónico de horas trabajadas al volante y largas filas de espera que enfrentan los camiones son algunos de los factores que han influido para que el ferrocarril sea aún más atractivo, ya que tiene la posibilidad de transportar por unidad ferroviaria de 90 a 100 toneladas, cuenta con un puerto exclusivo para su cruce, ofrece en todo momento seguridad de la mercancía y cuenta con infraestructura en excelentes condiciones.

Además, explicó que al tener la posibilidad de transportar grandes volúmenes de carga permite ofrecer a las empresas precios de flete muy económicos, lo que representa un importante ahorro en cuanto a sus costos logísticos, factor importante para la industria, que permite al ferrocarril ser mucho más eficiente en cuanto al costo por tonelada transportada.

La compañía ferroviaria BJRR tiene la oportunidad de intercambiar mercancía con las grandes compañías situadas en Estados Unidos, como las centrales de las empresas del otro lado de la frontera: BNSF Railway, CSX Transportation, Norfolk Southern Corp y Union Pacific.

Romandía Tamayo señaló que a medida que avance el año podrán seguir apostando por el aumento de volumen en commodities, como madera, rollos de papel, plásticos, maíz amarillo, entre otros. De igual manera, transportar nuevos commodities entre los que se avecinan hidrocarburos, sal, corrugado en láminas y aluminios.

Reporte

De acuerdo con el reporte de la Asociación Americana de Ferrocarriles, durante las primeras 18 semanas del 2018 el traslado de mercancía mediante el uso del ferrocarril aumentó 6.5% comparado con el mismo periodo del año pasado.

Según el organismo estadounidense, el volumen acumulado en los ferrocarriles mexicanos desde enero hasta el 5 de mayo pasado fue de 680,746 carros, contenedores y remolques intermodales.

estados@eleconomista.mx