Los niveles bajos del precio del crudo y la disminución de la producción del hidrocarburo han provocado que los estados dependientes de este sector registren los mayores aumentos en desocupación en los últimos años.

Al comparar este indicador a noviembre del 2012 frente a igual periodo del 2016, se observa que los únicos incrementos se presentaron en Campeche (de 2.01 a 3.82% de la Población Económicamente Activa), Tabasco (de 6.31 a 8.10%), Chiapas (2.31 a 2.86%) y Veracruz (3.58% el ascenso fue de 0.001 puntos ), de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Ante este panorama, el director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (Idic), José Luis de la Cruz, refirió que Campeche y Tabasco son entidades que le apostaron todo a la parte petrolera , ya que todo lo relacionado con la parte de servicios y comercio estaba vinculado con la bonanza de este sector; por tanto, no buscaron desarrollar otros sectores productivos y en este sentido, es la factura que están pagando .

En Veracruz, dijo, se centra el caso más dramático , debido a que en un principio el puerto debería tener una dinámica que ayudara a la mejora en su dinámica económica; sin embargo, resultó ser insuficiente para detener el colapso petrolero.

Al otro extremo, las entidades que exhibieron mayores disminuciones en la tasa de desocupación en ese mismo lapso de análisis fueron Tamaulipas (de 6.58 a 3.95%), Zacatecas (de 4.99 a 2.26%), Baja California (de 5.94 a 2.50%) y Chihuahua (6.90 a 2.61 por ciento).

El director del Idic destacó que Chihuahua, que tuvo la mayor reducción, no enfrenta un problema tan fuerte de desempleo como otras entidades, porque la actividad industrial que predomina en esta entidad ha ayudado a la generación de un mayor número de empleos.

Mayores coeficientes

Al onceavo mes del 2016, Tabasco (8.10% de la población activa), Estado de México (5.40%), Baja California Sur (5.26%), Sonora (4.87%), Ciudad de México (4.87%), Querétaro (4.67%) y Nuevo León (4.49%) obtuvieron las tasas más altas de desocupación.

A la capital del país y Estado de México, destacó José Luis de la Cruz, se atribuye a que el crecimiento económico que se ha dado no es suficiente para el tamaño de la población que se encuentra aglomerada en ambas entidades.

El especialista aseveró que en Nuevo León, el alto índice de migración de otros estados vecinos, como Tamaulipas y Coahuila, ha incrementado la mano de obra, lo que implica un crecimiento en la tasa de desocupación.

Menor desocupación

Las entidades con menor desocupación a noviembre de este año fueron Michoacán (2.30%), Zacatecas (2.26%), Morelos (2.24%), San Luis Potosí (2.23%), Yucatán (1.89%), Oaxaca (1.64%) y Guerrero (1.39 por ciento).

No obstante, algunos son territorios marginados donde los habitantes tienen ocupación, pero informal: Michoacán (71.86% de su población ocupada), Guerrero (78.88%) y Oaxaca (82.36 por ciento).

ilse.becerril@eleconomista.mx