Monterrey, NL. Los paros de la industria automotriz de la entidad debido a la falta de semiconductores y resinas han sido escalonados, y se trabaja a 90% de la capacidad; sin embargo, la escasez de chips continúa y se podría nivelar hasta el 2022, aseguró Manuel Montoya Ortega, director general del Clúster Automotriz de Nuevo León (Claut) y presidente de la Red Nacional de Clusters de la Industria Automotriz.

Reiteró que los paros han sido escalonados y se cuenta con 90% de capacidad para producir, por ejemplo, se detiene una línea de producción durante una semana, pero no es algo generalizado.

Sin embargo, el desabasto global de semiconductores está afectando a Nuevo León, porque durante el confinamiento por la pandemia de Covid-19 se aceleró la fabricación de televisores, computadoras y tabletas que también requieren chips, y “sólo 10% se usa en la industria automotriz”, puntualizó.

“Nos afecta no sólo a la industria automotriz de Nuevo León, sino de todo el país ya que se han parado plantas en México, así como en Estados Unidos y en la región de Norteamérica por falta de semiconductores. Esto continuará, los expertos estiman que ya entrado el 2022 empezaremos a ver que se nivele la producción”, aseveró el dirigente.

La pandemia provocó que cayera 20% la producción global de automóviles y estimó que este año quizá se recupere un 15%, para cumplir con los requerimientos de los concesionarios.

En lo que resta del año continuarán los paros ya programados por las armadoras, en tanto buscan proveeduría en otros mercados.

La industria automotriz en México es el principal sector manufacturero y representa 20% del Producto Interno Bruto (PIB) de la manufactura en el estado, de acuerdo con datos del Claut.

De las autopartes producidas en México 76% tienen como destino Estados Unidos, México 17%, Canadá 2%, Brasil 1% y otros 4 por ciento.

En cuanto a la importación de autopartes en Estados Unidos, México contribuye con 37%, China con 12%, Canadá con 11%, Japón 11%, Alemania 7%, Corea con 6%, entre otros.

En otro orden de ideas, dijo que los faltantes de resinas “es un tema regional porque estas vienen de Texas, el problema es que el clima en febrero afectó a las plantas que están en mantenimiento, por ello, actualmente se están comprando resinas en Europa y Asia. Esperamos que se vaya resolviendo", comentó Montoya Ortega.

estados@eleconomista.mx

rrg