Ensenada, BC. El Cabildo de Ensenada aprobó el pago con inmuebles propiedad del municipio para cubrir los adeudos que se tienen con el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Gobierno y Municipios del Estado de Baja California (Issstecali).

El dictamen presentado por la Comisión de Hacienda y Patrimonio Municipal establece que se aprueba por el XXII ayuntamiento la desincorporación para entregar un total de 19 inmuebles como forma de cubrir el adeudo.

También señala que en caso de que Issstecali se niegue a recibir los inmuebles, los mismos serán sujetos a subasta pública, en el entendido de que el recurso ingresado por la venta de terrenos se utilizará para el pago de la deuda.

Además, se autoriza al presidente municipal Marco Antonio Novelo y al secretario general del ayuntamiento, Iván Barbosa Ochoa, a celebrar los contratos y trámites a que haya lugar.

De igual forma se detalló que el valor de operación en cualquiera de los supuestos —dación o subasta— no será menor a la suma de los avalúos emitidos por la Comisión Estatal de Avalúos de cada bien inmueble.

Previo a perfeccionarse la dación en pago o subasta pública, se deberá informar a la Comisión de Hacienda y Patrimonio Municipal el valor total de los avalúos de los 19 bienes inmuebles autorizados.

La semana pasada, más de 100 empleados municipales se manifestaron en el Palacio Municipal de Ensenada para exigir su jubilación, ya que no han recibido el pago de esa prestación debido a que el municipio no entregó a la institución médica el dinero que descontaba a los trabajadores.

El secretario general del Sindicato de Burócratas, Jacinto Alcalá de la Cruz, detalló que el ayuntamiento de Ensenada debe al Issstecali cerca de 1,500 millones de pesos en las aportaciones que nunca fueron entregadas.

Dijo que el problema se agravó desde hace siete años y las pláticas con el primer edil no dieron los resultados esperados a pesar del diálogo mantenido durante las últimas administraciones, sin que a la fecha hayan podido llegar a un acuerdo de pago en plazos o al contado para evitar afectaciones a los trabajadores.

Alcalá de la Cruz mencionó que los problemas de las jubilaciones empezaron en la administración antepasada, encabezada por el priista Enrique Pelayo, y en la misma situación se encuentran más de 2,000 sindicalizados, algunos de los cuales ni siquiera han estado cotizando desde el 2010.

estados@eleconomista.mx