Monterrey, NL. Para formar personal calificado, el Clúster de Energía Coahuila, junto con 29 organizaciones, incluyendo instituciones educativas de niveles medio, superior y centros de investigación, tienen en marcha el Programa Estratégico de Formación de Recursos Humanos, con fondos federales por 357 millones de pesos.

“La implementación del programa de Coahuila ya está en marcha, con una asignación de 357 millones de pesos, 70% es aportado por el Fondo Conacyt-Secretaría de Energía y 30% por las organizaciones participantes”, comentó a El Economista, Rogelio Ramos Oranday, director ejecutivo del clúster.

El programa está en su segundo año de implementación y tiene como objetivo la formación de técnicos, profesionales, docentes, equipamiento de laboratorios, certificaciones y otorgamiento de becas.

En el 2015, el clúster formuló este programa para el sector energético de Coahuila, ante la expectativa del aprovechamiento de los hidrocarburos no convencionales de yacimientos localizados, principalmente, en el norte del estado.

Según datos del clúster, la demanda directa de personal en la entidad ascendería a 34,560 personas en cuatro años, mientras que en todo el país se podrían requerir 135,000 personas, 80% de ellos serían técnicos y especialistas.

Posteriormente, en el 2016, elaboró un programa análogo para el estado de Tabasco y, en el 2017, hizo lo propio para los estados de Campeche y Tamaulipas, proyectos que contaron con el auspicio de la Embajada británica en México.

“Es importante señalar que los cuatro programas están alineados al programa del gobierno federal en esta materia”, destacó Ramos Oranday.

Contenido nacional

Por otra parte, el Clúster de Energía Coahuila elaboró una herramienta que facilita a las empresas operadoras y proveedoras del sector energía cumplir en tiempo y forma con los requerimientos de información que solicita la autoridad en materia de contenido nacional.

“La herramienta permite determinar los niveles de contenido nacional en las distintas etapas de los procesos de producción y ayuda a identificar oportunidades de proveeduría para empresas locales”, afirmó el dirigente.

Lo anterior también permite detectar proyectos susceptibles de ser apoyados por programas gubernamentales o por instituciones financieras.

estados@eleconomista.mx