Cancún, Qroo. El Dragon Mart Cancún es y ha sido desde su origen una marca mexicana nacida en Monterrey, con capital nacional. Desde el logotipo del proyecto hasta el diseño arquitectónico son mexicanos. Nunca, desde su creación, ha contado con capital asiático mayoritario.

Aunque se pretendía reproducir el esquema de negocios del Dragon Mart Dubai, el recinto de Cancún siempre consideró una presencia importante de empresas nacionales.

Estas y otras aclaraciones son las que el representante legal, director y socio del proyecto, Juan Carlos López Rodríguez, expuso ayer a la comunidad de Puerto Morelos, que solicitó una reunión con los promotores del centro comercial para conocer de primera mano los detalles del desarrollo.

López Rodríguez reconoció ante miembros de la comunidad portomorelense como un error por parte de la empresa que se hayan dejado crecer los rumores en torno al proyecto, que por el simple nombre Dragon Mart hacía suponer una invasión de productos chinos, que en realidad no sucederá, según asegura.

Nuestro socio extranjero, la empresa Chinamex, que tiene 10% de participación, tenía el antecedente de ser socio estratégico del Dragon Mart Dubai y lo buscamos porque nos llamó la atención el concepto del centro de negocios permanente , dijo.

Pero incluso Chinamex es una empresa que no tiene nada que ver con el gigante asiático, pues aunque su dueño es un ciudadano chino, la firma está situada en Holanda, donde nació y desarrolló el concepto Dragon Mart que se estableció en los Emiratos Árabes con capital mayoritariamente árabe, añade.

EN NL NACE EL PROYECTO

Bajo esa premisa, se crea en Nuevo León la empresa Monterrey Mart Cancún, que es la que registra la marca Dragon Mart Cancún y diseña el logotipo, tiene como principal negocio la renta de espacios comerciales. Buscando aprovechar la inmejorable conectividad aérea del Aeropuerto Internacional de Cancún, se elige esta ciudad para establecer un centro de exhibición permanente de mercancías que tendría como principal mercado la Costa Este de Estados Unidos, Centro y Sudamérica.

Rodríguez López explica que si bien, en un principio, se pensó para exhibir mayoritariamente mercancías chinas y mexicanas, la noticia del proyecto creció tanto que empresas de otros países como Brasil, Canadá, Venezuela, Panamá, República Dominicana, Corea, Japón y Vietnam comenzaron a mostrar interés en participar de este modelo de negocios.

Fue así que modificamos el proyecto, diversificando nuestro riesgo de arrendamiento ya no sólo a dos países, sino a cinco o seis. Ello eleva la garantía de que los más de 3,000 locales comerciales que estén en arrendamiento, una vez que se construya el recinto, estén permanentemente ocupados .

Afirmó que no habrá migración de mano de obra china para construir el recinto ni las más de 700 viviendas que también se incluyen dentro del desarrollo.

[email protected]