San Luis Potosí, Tabasco, Baja California, Zacatecas y Colima fueron las únicas entidades que recibieron menos dinero de lo programado por concepto de participaciones en el 2014, las cuales representan cerca de 40% de los presupuestos estatales.

De acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), San Luis Potosí fue el más afectado en este sentido. El Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2014 proyectó recursos para esta entidad por 11,654 millones de pesos; sin embargo, recibió 11,520 millones, es decir, 134 millones menos.

Le siguió Tabasco, con 117 millones menos. Además, éste fue uno de los dos estados que registró una caída en términos reales (considerando la inflación) con respecto al 2013, con una baja de 2.4 por ciento.

Los otros tres gobiernos estatales registraron una diferencia menor: Baja California, 92 millones de pesos; Zacatecas, 20 millones, y Colima, 12 millones.

Cabe destacar que para estos diferenciales se emplea parte del Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas.

Nuevo León, el más beneficiado

En el 2014, las participaciones (Ramo 28) ascendieron a 584,723 millones de pesos, lo que significó un crecimiento anual de 5.6 por ciento.

Con respecto a lo programado en el PEF 2014, los recursos fueron mayores en 7,083 millones de pesos. Un total de 27 entidades captaron más de lo calendarizado.

En términos absolutos, Nuevo León fue el más beneficiado, con una bolsa adicional a lo proyectado por 1,180 millones de pesos. Le siguió Jalisco, con 985 millones, y Estado de México, con 841 millones.

Las participaciones se componen de 11 fondos, incluidos los incentivos económicos. El más importante es el Fondo General de Participaciones (FGP), el cual aportó 79.7% de la bolsa total.

De acuerdo con Flavia Rodríguez, directora de aregional, el porcentaje del FGP que le corresponde a cada entidad es una suma ponderada de tres coeficientes. El más importante representa el crecimiento del Producto Interno Bruto estatal, que tiene un peso de 60%, mientras que el crecimiento de la recaudación local y su nivel son ponderados con 30 y 10%, respectivamente.

Las participaciones se determinan conforme a las fórmulas que establece la Ley de Coordinación Fiscal; el cálculo se hace de forma mensual y se pagan a través de la Tesorería de la Federación. Estos recursos no son etiquetados para un rubro específico, por lo que los gobiernos estatales pueden hacer libre uso de ellos.

Este año casi todos ganan

Con excepción de San Luis Potosí, el resto de las entidades y sus municipios recibirá más recursos federales por concepto de participaciones durante el 2015, de acuerdo con la calendarización presupuestal de la SHCP.

La partida programada por la dependencia asciende a 607,130 millones de pesos, lo que significa un aumento anual en términos reales (considerando una inflación de 3% para el 2015) de 2.5 por ciento.

De acuerdo con Moody’s, los recursos que la Federación transfiere a los estados prácticamente están garantizados para este año, a pesar de la caída de los petroprecios; sin embargo, advirtió que en el 2016 podrían sufrir un recorte por dicha causa.

SHCP

fernando.franco@eleconomista.mx