Guadalajara, Jal. Como resultado de la parálisis de la actividad económica debido al confinamiento por el Covid-19, al cierre del segundo trimestre del 2020 los espacios para oficinas en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) mostraron una sobreoferta, mientras los precios de renta cayeron 7% en comparación con el trimestre anterior, y de 12% anual.

“Las condiciones actuales no son propicias para el desarrollo de nuevos complejos de oficinas, ya que el panorama que lo circunda no brinda certidumbre ante inversiones en este segmento, prueba de ello es que durante este trimestre ningún nuevo desarrollo de oficinas inició construcción”, refiere el reporte del portal inmobiliario Solili, correspondiente al segundo trimestre del año.

Según el reporte, de abril a junio la demanda bruta reflejó una contracción anual de 80% y trimestral de 86% debido principalmente a la caída en los volúmenes de transacciones que el mercado reportaba en venta.

La demanda de espacios corporativos se concentró principalmente en los corredores Plaza del Sol y Providencia, en tanto que los movimientos de desocupación, en los corredores Plaza del Sol y Puerta de Hierro.

Pese al comportamiento en la primera mitad del año, la proyección del mercado corporativo hacia el cierre del 2020 indica que continuará al alza el inventario debido a la incorporación de proyectos que están en ejecución.

De acuerdo con Solili, los nuevos espacios de oficina que ahora están en construcción buscarán adaptar los nuevos requisitos de espacio para mantener la sana distancia, garantía de sanitización y mejoras de conectividad, toda vez que las empresas contarán con personal que laborará de forma combinada; es decir, tanto con personal en oficina como realizando trabajo a distancia.

En contraparte, el inventario inmobiliario industrial mantiene precios de renta estables y, a diferencia de la mayor parte de los mercados del país, el de la ZMG reportó un aumento en los montos de construcción, impulsados por el desarrollo de un proyecto hecho a la medida en el corredor industrial de El Salto.

En el mercado inmobiliario industrial, Solili resalta que otros proyectos especulativos adicionales iniciaron construcción a pesar del panorama de incertidumbre por la pandemia, y destaca que, a pesar de la parálisis de la construcción durante casi dos meses, se concluyeron casi 60,000 metros cuadrados durante este trimestre.

Entre abril y junio, la demanda bruta fue de casi 80,000 metros cuadrados, cifra similar a la reportada en los periodos previos a la pandemia, siendo los giros de logística y comercio electrónico los que impulsaron la demanda.

No obstante, la demanda neta reporta una contracción del 81% como resultado de los altos volúmenes de desocupación que reportó este mercado.

[email protected]