Chilpancingo es el municipio con la mayor brecha de productividad de ingreso de 56 territorios, por lo que requiere un incremento de Predial de 885 pesos per cápita al año, es decir, es donde mayor esfuerzo de recaudación se debe de hacer para alcanzar el nivel óptimo necesario y ser evaluado como el mejor del país, de acuerdo al Indicador de Productividad de la Gestión Pública Municipal (IPGM) del 2015.

Mientras Culiacán es el territorio con la brecha más reducida, donde menor esfuerzo de recaudación se debe de realizar, con sólo 5 pesos por habitante al año.

En el Indicador de Productividad de Ingreso Municipal, sobresale que únicamente Guadalajara y Solidaridad (Playa del Carmen) presentan cifras negativas, de 116 y 1,570 pesos anuales per cápita, respectivamente; eso significa que tienen una recaudación tan alta que hace posible reducir su captación de Predial en dichas cantidades sin poner en riesgo la calidad de sus servicios.

En cuanto al Indicador de Productividad de Gasto Municipal, éste refiere que Ecatepec es el que más tendría que aumentar su gasto si quiere elevar la calidad de sus bienes y servicios públicos, con una brecha de productividad por 1,830.4 millones de pesos al año.

En sentido opuesto se encuentra Guadalajara, que podría reducir el costo operativo de su burocracia sin bajar la calidad de los bienes y servicios públicos de los que goza en el presente, con un monto bruto por 1,608.5 millones de pesos.

En búsqueda de la satisfacción

El IPGM, elaborado por la Comunidad Mexicana de la Gestión Pública para Resultados, permite conocer qué tan productiva es la gestión pública municipal de 56 gobiernos locales de alta urbanización de México, a través de saber cómo es que recaudan los gobiernos locales y si su gasto se ve reflejado en bienes y servicios de calidad.

Además, determina si un municipio necesita más recursos para poder satisfacer a la población en oferta de bienes y servicios públicos de calidad o si requiere eliminar el desperdicio o exceso de gasto en el costo de su funcionamiento o incrementar los niveles de inversión para una mejor provisión.

Al interior del IPGM se presentan dos indicadores: uno de ingreso, que toma como base la recaudación de Predial, y otro de gasto, que considera el costo de su funcionamiento.

Durante la presentación de este indicador, Gabriel Farfán, presidente y director general de dicha comunidad, aseveró que estos dos indicadores manifiestan lo que se está haciendo mal de lado de los ingresos, lo que se hace mal de lado del gasto y cómo se tienen que mejorar para hacer más productiva la gestión pública municipal.

Los peores recaudadores

Además de Chilpancingo, los municipios que más necesitan mejorar su calidad de recaudación son: Chimalhuacán (853 pesos por persona), Zacatecas (838 pesos) y Tepic (818 pesos).

Sobre el problema de la recaudación, Gabriel Farfán refirió que si un municipio no recauda un mínimo de Predial, no tendrá la autonomía financiera para poder proveer bienes y servicios públicos de calidad.

Por otra parte, los resultados del Indicador de Productividad de Gasto Municipal refieren que algunos municipios deben aumentar su gasto anual si quieren elevar la calidad de sus bienes y servicios públicos; en este sentido, los territorios que más tendrían que incrementar su gasto son Ecatepec (1,830.4 millones de pesos), Puebla (1,701.9 millones) y Toluca (905.8 millones).

El especialista dijo que en algunos municipios hay burocracia de más y en otra hay de menos, es decir, hay que emplear a más gente, hay que invertir más en esos bienes y servicios públicos, pero en otros lados hay que despedirla o reubicarla .

undefined

[email protected]