La producción de cerveza artesanal reporta crecimientos anuales de hasta 100%, por lo que se constituye como un sector en franco desarrollo en el estado.

La presidenta de la Asociación de Cerveceros Independientes de Querétaro (ACIQ), Miriam Rodríguez García, explicó que hasta hace cuatro años se contabilizaba únicamente a cinco cerveceras, indicador que en la actualidad asciende a 20 firmas, es decir, se triplicó el número.

No obstante que, de las cinco empresas pioneras, una ha dejado el mercado y otra más ha reducido su nivel de producción; en contraste, el resto de las firmas ha elevado su producción, a lo que se suman las líneas emergentes.

Es algo que va creciendo completamente. Cuando empecé había cervecerías como Josefa, Toro, Hércules, Alquimia y Tesoro 120. Esta última ya no existe y Josefa cada vez tiene menos producción, pero Hércules y Toro han crecido (...) El último año yo creo que es cuando más hemos crecido, considero que alrededor de 100%; antes éramos 10 (firmas) y ahora somos 20, entre cervecerías y proveedores , expuso.

Los desafíos de un gremio

Ante un nicho creciente se vislumbran desafíos como el pago de impuestos y la complejidad de sumarse a un mercado liderado por la cerveza industrial.

Rodríguez García explicó que en México hay cerca de 500 cervecerías de diversos tamaños; sin embargo, el mercado se concentra en 99% de consumidores de cerveza industrial, mientras que solamente 1% corresponde a compradores de producto artesanal.

De este 100% que hay en el pastel de consumidores de cerveza, 99% pertenece a las cervecerías industriales. Lo que nosotros tenemos que hacer es crecer lo suficiente para que haya nuevos consumidores, nuevos preferentes, para que de este 99% tengamos una partida más grande; si creciéramos a 30 o 40% seguiríamos siendo minoría, pero el mercado se hace más grande , planteó.

La presidenta de la asociación añadió que luchan contra fenómenos como la predilección del consumidor por la cerveza industrial, mientras que suman alrededor de 150 estilos de cerveza artesanal que hay en el mercado.

Eso también se vuelve complicado, no toda la gente la conoce, espera encontrar un sabor que a lo mejor no va a encontrar porque estamos acostumbrados a un estilo de cerveza cuando en realidad casi todas saben parecido, pero con la cerveza artesanal puedes tener tantos sabores como cervecerías que encuentras , explicó Rodríguez.

A contracorriente

A estos factores se suma el alto costo de los impuestos, dado que 26.5% del precio corresponde a impuestos que paga el consumidor.

También se añade la dependencia de insumos de importación, dado que es mínima la cantidad de productos nacionales que utilizan para la elaboración de la cerveza.

En este punto, consideró la presidenta de la ACIQ, las disyuntivas crecen para los productores artesanales que enfrentan la depreciación del peso frente al dólar, cuando éste rebasó la barrera de los 20 pesos.

Por medio de la ACIQ se producen 40,000 litros de cerveza al mes, integrando a 10 empresas: ocho productoras de cerveza, una enfocada a la venta de insumos y otra más al equipamiento.

viviana.estrella@eleconomista.mx