La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, detalló que de los 10 indicadores que se revisan para que una entidad pueda cambiar de color en el semáforo epidemiológico, la Ciudad de México aún tiene pendiente uno para poder pasar al amarillo.

Sheinbaum expuso que este indicador que impide el avance tiene que ver con el número de pruebas de detección de Covid-19 y el porcentaje de población que da positivo.

“De los 10 indicadores que mide el gobierno de México hay un indicador en particular en donde la Ciudad de México sale un poco alto, pero tiene que ver con el número de pruebas que se hacen, que es el número de positivos por 100,000 habitantes”, sostuvo.

Pese a este pendiente, Claudia Sheinbaum informó que si bien será hasta este viernes cuando se sepa si la capital pasa a la siguiente etapa del semáforo epidemiológico, por el momento se está trabajando con la Secretaría de Salud del gobierno federal para que se pueda avanzar hacia el siguiente color.

“De cualquier manera, nosotros tomamos las decisiones de las aperturas que se van haciendo de distintas actividades económicas a partir de los indicadores que mostramos hoy y algunos otros que nos dan muestra de la evolución positiva de la pandemia (de Covid-19), no positivos de que va creciendo, sino de que van disminuyendo hospitalizaciones y casos”, agregó.

Al respecto, el director general del Gobierno Digital de la Agencia Digital de Innovación Pública, Eduardo Clarck García, aseguró que se han dado mejoras en todos los indicadores.

Ocupación hospitalaria

Entre los que destacó se encuentra el de positividad; "el domingo se generó 9% de positivos, es normalmente el día más alto, pero es cuando bajamos el número de pruebas”. Básicamente tenemos cinco semanas de reducciones constantes en el número de la positividad, y hoy (…) si agarramos el promedio de los últimos siete días estamos hablando de 6% de positividad".

Informó que actualmente hay 18% de ocupación hospitalaria, luego de estar en 85% en enero pasado.

“Hemos tenido tres meses de mejoría (...) Es decir, de cada 100 camas que tenemos sólo 18 están ocupadas. Esto es, por mucho, el número más bajo que hemos tenido, inclusive más bajo que lo que tuvimos en cualquier momento del 2020, resultado también de la reconversión del fin de año”, subrayó.

Además del pendiente de saber si la capital pasará o no al semáforo amarillo el próximo viernes, Sheinbaum Pardo dio a conocer que ya comenzaron a realizarse los trabajaos de limpieza en los planteles educativos de la capital, derivado del regreso a clases de forma presencial.

“Hay un programa muy intenso que ya inició, de limpieza; lo dividimos digamos en mantenimiento menor y algunas que tienen que ver con mantenimiento mayor en el caso de algunas escuelas que hayan tenido algún problema con la red de agua, algún problema hidráulico, etcétera”, sostuvo.

A la par, manifestó que se abrirá una convocatoria para que los padres de familia, e incluso los menores de edad, también participen en los trabajos de rehabilitación y limpieza.

“La Secretaría de Educación Pública (SEP) nos está ayudando a hacer el diagnóstico de cada una de las escuelas y vamos a entrarle, pues todos y todas, vamos a trabajar conjuntamente en tres niveles: la Secretaría de Obras y Servicios, las alcaldías y también entre todos vamos a ir a limpiar las escuelas”, comentó.

“Lo está haciendo en realidad la SEP, una convocatoria para que padres y madres de familia, inclusive niños y niñas –con sana distancia, bien organizados– y servidores públicos podamos ir a ayudar a limpiar las escuelas”, agregó la mandataria capitalina.

Salones de fiesta

Sobre las recientes solicitudes de algunos salones de fiesta para que se les permita reabrir, la jefa de Gobierno declaró que hay que esperar a que llegue el viernes 7 de mayo para informarles qué procede.

Precisó que se les permitió a los que están en espacios abiertos el poder operar, sin embargo, el panorama se ve difícil para aquellos que están en espacios cerrados.

“Vamos a esperar al viernes (...) Se está dialogando con ellos, entendemos que hay actividades que han sufrido más porque han estado cerrados durante toda la pandemia. Se permitió la apertura en espacios abiertos y como siempre, pues el tema aquí difícil es el tema de lugares cerrados, no ventilados –que es donde más transmisión de la enfermedad puede haber–, pero por supuesto que estamos atendiendo y el viernes ya estaremos informando”, pronunció.

estados@eleconomista.mx