El secretario del Trabajo, Javier Lozano, indicó que la Secretaría de Economía (SE) y otras dependencias trabajan para cancelar la concesión a la minera Binsa, por las irregularidades con que se trabajó en el pozo carbonífero de Sabinas.

Durante una entrevista, el funcionario federal comentó que con ello se dejarían de explotar 340 hectáreas de esa zona de producción de carbón mineral, pues no sólo se cerraría ese pozo sino todos los centros de trabajo de Binsa, cuyo dueño es Melchor González Vélez.

Lozano Alarcón informó que también habrá responsabilidad penal contra directivos de la empresa y que ya se inició una averiguación previa y se tomaron las primeras declaraciones ministeriales en relación con la explosión ocurrida el martes pasado en la mina de Sabinas.

Mencionó que la PGR ya tiene ubicados a los presuntos responsables y es obligación del Ministerio Público de la Federación tomar las medidas para evitar la evasión.

El funcionario estimó que en dicha área carbonífera podría haber unos 150 pocitos de explotación minera y que sería prácticamente imposible determinar si todos trabajan con apego a las normas, porque los empresarios y administradores son especialistas en hacer chicanas legales para zafarse de las sanciones .

Dijo que en la zona carbonífera de Coahuila trabajan casi tres mil mineros en condiciones muy precarias y que en el caso del pozo donde se produjo el siniestro el túnel de ingreso es de 1.20 metros de altura y los trabajadores entran de rodillas.

El titular de la STPS señaló además que se concluyó la conexión de los pozos 1 y 3, lo que facilitará en gran medida el rescate de los cuerpos restantes de los mineros, aunque reiteró que no hay condiciones para hallarlos con vida.

DOCH