La franquicia dedicada al desarrollo y comercialización de sistemas computacionales administrativos empacados, Microsip, pretende tener presencia en 300 empresas queretanas para el 2012, suministrando algún tipo de software, informó el director general de Celaya y Querétaro, Rubén Rosales Chimes.

En Querétaro tenemos presencia en alrededor de 80 empresas que están trabajando con nuestro sistema y la meta es tratar de llegar a 300 empresas en el 2012; debemos de cumplir esta meta , aseveró.

Con presencia formal como franquicia y casa de software desde hace tres años, Microsip llegó al estado Querétaro con el objetivo de tener mayor cercanía con sus clientes y prospectos, dado que así tienen la facilidad de dar un servicio de forma puntual y expedita.

La compañía efectúa el manejo de nuevo módulos en su mayoría de control administrativo, desde la facturación hasta la contabilidad.

Hace dos años, dijo, se incluyó un software para la manufactura que permite controlar el proceso industrial de la producción de cualquier giro, para ello se constituyó una alianza con la empresa española, Infor Business Solutions, que ya tiene 20 años desarrollando esa parte.

(Son) especialistas en la parte de producción y nosotros, especialistas en la parte administrativa. Con base en esa unión creamos un software que tiene alcances industriales , agregó Rosales Chimes.

NUEVO SOFTWARE

En este sentido informó que se pretende llevar a cabo un evento para presentar el software de manufacturing a finales de agosto.

Respecto de la facturación electrónica, anticipó la realización de dos foros a principios del mismo mes ante la desinformación del proceso, el cual dirigiría al empresariado, puesto que en todos los niveles están viviendo el proceso de adaptación.

Hoy por hoy seguimos atendiendo llamadas de empresas que nos preguntan qué son los CFDI (Comprobantes Fiscales Digitales a través de Internet) y empezamos a orientarlos , sostuvo.

Rosales Chimes estimó que el periodo de adaptación de las empresas para adoptar estos sistemas se extenderá hasta lo que resta del año pues, en su experiencia, desde octubre-noviembre del 2010 comenzaron las campañas para asesorar y a la fecha siguen, pero aún hay desinformación.

La resistencia que existe para incorporar a este sistema de facturación lo atribuyó a que las personas aún no confían en el proceso lo que ha generado un escepticismo en el área contable.

Agregó que muchos optaron por imprimir de 2,000 a 4,000 facturas, pero la realidad los está rebasando porque hay empresas o corporativos nacionales que les están exigiendo una facturación electrónica, ya el papel no les sirve , advirtió.