El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, condenó y se comprometió a esclarecer el homicidio de tres jóvenes universitarios, dos de ellos de origen colombiano, que fueron asesinados en Huejotzingo, a donde habrían acudido al carnaval que se celebró en la zona.

“Me comprometo a que no quedarán impunes estos asesinatos, ni ninguno de los delitos cometidos en el estado de Puebla. Pronto los veremos rindiendo cuentas a la ley y pronto recibirán todo el peso de la misma”, aseveró.

La mañana de este martes, alumnos de medicina de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) cerraron una facultad de medicina en modo de protesta. Incluso, el día de hoy se esperan marchas en diferentes puntos hasta llegar a las oficinas del Gobierno de Puebla.

El gobierno estatal emitió un comunicado donde externó condolencias a los gobiernos de Colombia y Veracruz, así como a las comunidades universitarias a las que pertenecían los tres estudiantes, a los familiares y amigos, como también a los allegados al conductor de la plataforma Uber, quien trasladó a los jóvenes y también fue asesinado.

El secretario de Gobierno de Puebla, David Méndez Márquez, aseguró que la primera línea de investigación en torno a este caso, es el posible robo del vehículo GM Beat modelo 2020 en el que viajaban los estudiantes y el conductor de Uber.

La Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) externó su indignación y preocupación por la escalada de inseguridad y violencia que vive en el estado y en el país, pues dijo que “condena a las familias a vivir en una constante zozobra e incertidumbre”.

“Con extremo dolor y conmoción hemos sido informados del hallazgo sin vida de Ximena Quijano Hernández y José Antonio Parada Cerpa, estudiantes de intercambio en UPAEP, médicos internos de pregrado, vilmente asesinados —junto con otros jóvenes— durante el fin de semana en el municipio de Huejotzingo”, destacó.

Ximena Quijano Hernández y José Antonio Parada Cerpa, estudiantes colombianos de intercambio, prestaban servicio desde agosto pasado en el Hospital General de Cholula. Sus cuerpos fueron encontrados en las primeras horas del lunes, en la junta auxiliar de Santa Ana Xalmimilulco.

Otro de los jóvenes asesinados era un estudiante de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, además del conductor de 28 años de la plataforma Uber.

jmonroy@eleconomista.com.mx