Puebla, Pue. A través de un decreto, el gobierno de Puebla extendió el programa Hoy No Circula y demás medidas que restringen la movilidad humana para evitar el contagio y propagación del Covid-19 en la entidad, esto por el alza de casos positivos y que se prevén sigan aumentando tras la reactivación económica que iniciará el 15 de junio.

Lo anterior fue publicado este lunes 1 de junio en el Diario Oficial del Estado y que entró en vigor el mismo día, en el que también el gobernador Miguel Barbosa Huerta estableció que se procederá con clausuras a los negocios que incumplan con las disposiciones o el retiro de vehículos que circulen el día que tienen prohibido.

Las medidas en este decreto datan desde el 23 de marzo, donde se especificó la clausura temporal de salas de cine, teatro y auditorios, gimnasios, centros deportivos y sociales, clubes de servicio, sociales y/o deportivos y baños públicos.

Además, se suspenden las actividades en los casinos, centros nocturnos, bares, discotecas, cabarets, de esparcimiento, exhibiciones, salones de fiesta, auditorios, piscinas, estadios y zoológicos, y demás restricciones y prohibiciones.

En el caso del Hoy No Circula, entró en vigor desde el 8 de mayo para reducir el aforo vehicular.

De la misma forma, el gobierno estatal llamó a los empleadores a que apliquen las medidas sanitarias de manera obligatoria para proteger al personal y que realicen sus actividades a distancia los que formen parte de los grupos vulnerables.

“A las personas cuyas fuentes de trabajo han sido declaradas esenciales, o laboran en empresas que reinician actividades, se recomienda que solo salgan de sus domicilios para ir a sus lugares de trabajo y terminando su jornada regresen a sus hogares para para evitar contagiarse”, señaló el decreto.

Respecto a las personas que no tengan necesidad de salir de sus hogares, se les recomendó tener un confinamiento responsable, evitar la violencia, cuidar a los niños y niñas, a las personas mayores de 60 años, a los que padezcan alguna enfermedad crónica, o discapacidad.

Por la mañana del lunes, Barbosa Huerta señaló que desde el fin de semana hubo un relajamiento y los ciudadanos rompieron con el confinamiento en sus casas, al salir a pasear, mientras que y algunos negocios del Centro Histórico de esta ciudad comenzaron a abrir sin respetar las medidas sanitarias, además que no había permiso para el renicio de las actividades no esenciales.

kg