San José Chiapa, Pue. Audi inauguró su planta ubicada en Puebla, donde producirá la SUV Q5. La empresa alemana superó la meta prometida de 65% de contenido nacional al incluir 71% de partes y componentes de proveedores locales, con miras a alcanzar 90% en el mediano plazo, destacó Bern Martens, director de Compras de la automotriz alemana.

Lo anterior, dijo, permite protegernos de la fluctuación de la moneda y aprovechar la red de los tratados de libre comercio que posee México para exportar sin impuestos.

Hubert Waltl, miembro del Consejo de Dirección de Audi AG, explicó que en una primera etapa se producirán 150,000 SUV Q5 al año; aunque se preparan para la automatización, por lo que hacia el 2018, posiblemente, se fabrique el modelo híbrido y más adelante la versión eléctrica.

Al dar el banderazo de la producción exclusiva de México para el mercado de exportación, también se inauguró el parque de proveedores JIS (justo en secuencia, por su siglas en inglés), donde se destinó 10% de la inversión total de la planta -1,300 millones de dólares- que hizo el corporativo.

El centro de proveedores ubicado junto a la nueva planta localizada en San José Chiapa acorta y acelera la comunicación entre producción y proveedores, lugar en el que en se han instalado siete proveedores y prestadores de servicios logísticos, que pretende crear 1,000 puestos de trabajo.

Las naves del parque de proveedores forman parte de los 60 proyectos greenfield y brownfield que Audi ha traído a México con la nueva planta. En total, más de 100 proveedores suministran piezas para el nuevo Audi Q5 desde México. Para el inicio de la producción, la empresa recibe más de 70% de las piezas compradas de la región del TLCAN , reveló Bern Martens.

En el nuevo parque JIS se han instalado las siguientes empresas: Faurecia ET; HBPO; Thyssen Krupp Automotive; Truck and Wheel; TI Automotive; Kuehne+Nagel y Syncreon.

Hasta el momento, la empresa de los cuatro aros suma una red de 180 proveedores-de los cuales 100 son nacionales- y ha creado 67 empresas nuevas en la región de Puebla y Tlaxcala.

Tecnología inteligente

Ésta es la planta más moderna del segmento premium en todo el continente americano, lo que coloca a Audi como la ensambladora con tecnología inteligente de la red de los centros de producción en el mundo, con visión a ofrecer la conectividad y resolver los problemas de movilidad en las ciudades.

En menos de 10 años un Audi se conducirá de forma automatizada; mientras que uno de cada cuatro autos será eléctrico, apostó Hubert Waltl.

[email protected]