De mantenerse la volatilidad en el tipo de cambio, impulsada principalmente por la incertidumbre ante la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), impactaría los costos de despliegue de infraestructura de servicios de telecomunicaciones, los precios de los servicios al usuario final, principalmente en tv de paga, así como en los precios de los dispositivos, de acuerdo con The Competitive Intelligence Unit (The CIU).

La empresa de consultoría previó que habría un incremento en el costo de los contenidos y aplicaciones para los operadores, por lo que lo trasladarían a los usuarios. “En los precios de los servicios de tv de paga hay una tendencia al alza, debido a que las empresas adquieren contenidos tasados en dólares”, según la consultora.

Gonzalo Rojón, analista de The CIU, comentó que “las alzas en los paquetes de tv de paga se deben principalmente a que los proveedores adquieren nuevas capacidades, y el incremento se ve de manera anual. Ciertos impactos los absorben a lo largo del año y si es mucho se traslada al usuario, no es mes a mes, los incrementos son de manera escalonada, el contenido a nivel internacional sigue creciendo mucho”.

El próximo año por el mundial habrá un impacto fuerte en tv de paga y habrá modificación de paquetes por programación e inclusión de canales

También podría preverse un incremento en el precio de dispositivos de acceso, más notoriamente en los equipos de gama alta como el Galaxy Note 8, Huawei Mate 10, o Iphone X.

No obstante, “seguimos viendo furor por equipos inteligentes. Vamos a cerrar el año con más de 100 millones de teléfono inteligente; esto es, nueve de 10 usuarios de telefonía móvil tendrá un smartphone”.

En cuanto al despliegue de infraestructura, el impacto sería para todas las empresas, que buscan ampliar su cobertura, no obstante, medidas regulatorias como la compartición de infraestructura podría compensar los impactos económicos.

A pesar de ello, The CIU estimó que los ingresos del sector cerrarán el 2017 en alrededor de 472.1 millones de pesos, un crecimiento de 3.9% respecto de los 454.3 millones del 2016.

En materia de precios, entre las expectativas a mediano plazo que planteó The CIU está el estancamiento de precios de la telefonía fija, pero un “ligero” incremento en Banda Ancha por contratación de servicios de mayor capacidad. En servicios móviles continúa un descenso desde el 2014; entre enero del 2014 y septiembre de este año los precios han caído 43.4 por ciento.