En septiembre las ventas minoristas crecieron 2.7% mensual e hilaron cinco meses de reactivación, de acuerdo con el reporte de la Encuesta Mensual de Empresas Comerciales (EMEC), que divulgó ayer 25 de noviembre, el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

El alza fue la misma observada en agosto, pero fue ligeramente superior a la pronosticada por el consenso del mercado (+2.4%), según un reporte difundido por Grupo Financiero Monex.

Se observaron mejoras mensuales en cinco de los nueve subsectores comerciales, siendo el mejor comportado el de productos textiles, ropa y calzado, que creció 26.2% (versus 2.5% en agosto). Le siguió el renglón abarrotes, alimentos y bebidas (+5.9%) y artículos de papelería y esparcimiento (+13.2 por ciento).

En tanto, retrocedieron los sectores de artículos de ferretería, tlapalería y vidrios (-2.2%) y de enseres domésticos, computadoras y artículos de decoración (-2.2 por ciento).

“Las ventas se suman a la lista de indicadores que han superado las expectativas muy negativas que se tenían en la recta final del año, pero la caída acumulada en 2020 sigue siendo muy significativa”, dijo Marcos Arias, analista de Monex.

En la comparación anual, el índice general de ventas minoristas atenuó su caída a 8% tras descender 10% en agosto.

Retroceso acumulado

De forma acumulada, de enero a septiembre el indicador arrastra un retroceso de 10.5%, el mayor desde que se levanta la EMEC (2008), superando por mucho la caída de 4.1% observada en el mismo período del 2009, año de la mayor crisis previa a la que se vive actualmente.

“Creemos que el reporte fue positivo al mostrar que las ventas extendieron su gradual recuperación. Esperamos que esto continúe, con las cifras disponibles hasta ahora consistentes con ganancias adicionales”, dijo el Grupo Financiero Banorte en otro análisis.

No obstante, los analistas de Banorte advierten riesgos al alza debido al deterioro de las condiciones epidemiológicas, especialmente desde octubre, “lo que podría llevar a mayores restricciones”.

“Por último, el crédito al consumo se mantiene muy negativo (-10.0% anual septiembre, con todas las categorías contrayéndose), lo que podría ser un viento en contra importante, sobre todo para ventas de artículos con un costo alto”, agregaron.

octavio.amador@eleconomista.mx