La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), que es la instancia que coadyuva en la prevención y combate de delitos de lavado de dinero, ha reforzado su vigilancia respecto al manejo de recursos que se dan en los sindicatos del país.

En los últimos días ha anunciado investigaciones que involucran movimientos financieros de líderes sindicales, por ejemplo, la más reciente fue el bloqueo de cuentas de Hugo Bello, dirigente de la Confederación Libertad de Trabajadores de México (CLTM), señalado por actos de robo, extorsión y homicidio, además de usar a empresas para movimientos de recursos provenientes de dichas actividades ilícitas.

La CLMT agrupa a cerca de 50 organizaciones sindicales y suman 3 millones de afiliados. Hugo Bello en la actualidad está detenido por los presuntos delitos de homicidio, secuestros, extorsiones y despojos, con una denuncia presentada por la UIF, misma que bloqueó sus cuentas bancarias, así como de sus familiares y empresas vinculadas, donde se detectaron depósitos por 1,252 millones de pesos.

Santiago Nieto Castillo, titular de la UIF, explicó hace algunas semanas que dicha instancia ha presentado dos denuncias contra Carlos Romero Deschamps, exdirigente del sindicato de trabajadores petroleros.

Para Jorge Lara Rivera, especialista en seguridad y en temas de combate y prevención de lavado de dinero, los escándalos recientes que se han dado relacionados con el uso de recursos en sindicatos es una oportunidad tanto para que la UIF, de la mano con otras autoridades como la Secretaría del Trabajo, puedan encaminar las adecuaciones pertinentes que les permitan tener información más oportuna sobre el manejo de recursos en estas figuras.

“Urge la coordinación, la armonización del trabajo con las fiscalías y con otras autoridades, en este caso las autoridades de la Secretaría del Trabajo... estas estructuras (los sindicatos) muchas veces dependen del control político, del reparto de prebendas y el reparto también de recursos al interior, lo cual no genera otra cosa más que las mafias sindicales, por lo que se requiere un enfoque integral para actuar de manera correcta”, detalló Lara Rivera.

Una de las acciones legislativas que busca encaminar la UIF para reforzar el marco del combate al lavado de dinero y financiamiento al terrorismo, es obtener información de los sindicatos, así como de sus líderes, en cualquier momento, no sólo cuando reciban alguna donación, como lo es actualmente.

“La información de los sindicatos y sus dirigentes podrá ser requerida por la Unidad de Inteligencia Financiera a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social u órgano equivalente a nivel local”, se puede leer en uno de los análisis de la UIF que ha presentado en diversas ocasiones.

En la actualidad, la UIF sólo recibe reportes de las operaciones en sindicatos cuando estos reciben donativos superiores a las 3,210 UMAS, es decir, más de 278,884 pesos.

Lara Rivera indicó que, para hacer esta adecuación legislativa, que le permita a la UIF tener información financiera en cualquier momento de los sindicatos, es necesario un análisis previo con el fin de no transgredir la vida propia de los sindicatos.

Bello, el líder constructor de la “libertad”

  • Hugo Bello es dirigente de la Confederación Libertad de Trabajadores de México (CLTM), que agrupa al menos 50 sindicatos nacionales y estatales -la gran mayoría de la rama de la construcción- y con cerca de dos millones de afiliados.
  • La confederación que encabeza es relativamente nueva y su crecimiento estuvo ligado a la construcción del NAIM, donde obtuvo la mayor parte del control sobre los transportistas que trabajaban en el proyecto.
  • La presencia más fuerte de la CLTM es en el sector construcción, aunque llegó a tener contratos en otras industrias, como la textil y la de transporte. Agremia además a organizaciones de taxistas, tianguistas, recolectores de basura y piperos de agua. Sus operaciones abarcan la Ciudad de México, el Edomex, Puebla y Oaxaca.
  • Poco se sabe de la historia sindical de Hugo Bello, ni cómo llegó a encabezar la confederación, también conocida como Sindicato Libertad. En el gremio se presume que su organización estuvo ligada a actos de amenazas con armas de fuego a empresarios de la construcción para la firma de contratos colectivos. Especialistas consideran que hay condiciones para exigir que se retire la toma de nota a la Confederación. (Gerardo Hernández)

[email protected]