La Unión Europea (UE) consideró que la actualización a la norma del etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasadas incumple con el objetivo de informar el contenido real y completo de los nutrimentos, de acuerdo con un documento del Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo (ConMéxico).

“La Unión Europea considera que los sellos de advertencia de exceso de calorías, de azúcares, de grasas saturadas y de sodio no cumplen con el objetivo del etiquetado de informar el contenido nutrimental de los productos, dado que los sellos no permiten entender, conocer el contenido real y completo de estos nutrimentos”, explicó.

Mencionó que la Unión Europea (UE) ha expresado a los miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC) que deben tomar en cuenta “los estándares internacionales existentes para cualquier regulación que deseen incorporar a nivel nacional”.

Cabe recordar que en octubre del 2019, el Senado de la República aprobó la actualización de la Norma Oficial Mexicana 051 (NOM-051) que busca establecer un etiquetado frontal que informe al consumidor de forma clara y veraz si un producto contiene exceso de nutrientes críticos a través de sellos octagonales en color negro con la leyenda alto contenido en calorías, azúcares, grasas trans, grasas saturadas o sodio.

En ese mismo mes, dio inicio la consulta pública de la norma, que finalizó el 10 de diciembre del año pasado y que recibió un total de 5,200 comentarios, cantidad no vista para un proyecto de este tipo desde que se tiene registro.

En este sentido, ConMéxico precisó que el bloque de países considera necesario esperar los resultados de las discusiones sobre etiquetado que se han llevado a cabo en el Codex Alimentarius, programa conjunto de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Sería más apropiado que México espere el resultado de las discusiones sobre etiquetado frontal nutrimental que se están llevando a cabo en el Codex Alimentarius, único facultado para fijar los estándares que los países deben seguir para etiquetar alimentos a nivel mundial”, detalló.

Expuso que la Unión Europea aún se encuentra en espera de una respuesta por parte de México, ya que el conjunto de países también participó en la consulta pública.

Diversos organismos comerciales y empresariales de carácter nacional y extranjero expresaron en los últimos meses a la administración pública su preocupación por la actualización de la NOM-051, pues consideran que no informa al consumidor de manera adecuada. Ante ello, el documento de ConMéxico advirtió que las quejas que se presentaron a la Secretaría de Economía (SE) van en aumento, mismas que hasta el momento no han sido atendidas.

“Las quejas que encara la Secretaría de Economía por esta norma se acumulan. Además de la demanda que se dio a conocer recientemente en nuestro país por presuntas irregularidades en el proceso de normalización, la Dirección General de Normas de la SE deberá hacer frente a estas quejas internacionales”, añadió.

Por otra parte, ConMéxico indicó que, tras una reunión realizada en Ginebra, Suiza, los pasados 26 y 27 de febrero, países incorporados al Comité de Barreras Técnicas al Comercio de la OMC, solicitaron a México respuestas ante las dudas que se tienen sobre la implementación y el sustento científico de esta norma. Agregó que la Dirección General de Normas de la dependencia gubernamental se limitó a enviar un escrito sin dar respuesta a los cuestionamientos técnicos emitidos por los países con dudas y no brindó apoyo a la delegación mexicana encargada del tema.

[email protected]