Toyota anunció este jueves que está "dispuesto" a realizar 100% de ventas de vehículos no contaminantes eléctricos o de hidrógeno a partir de 2035 en Europa occidental.

El primer constructor mundial no se había adherido al compromiso de la COP26 de Glasgow, por el cual unos treinta países y algunos constructores automovilísticos (Ford, Mercedes, General Motors, Volvo) se comprometían a "trabajar" para que todos los vehículos nuevos vendidos sean cero contaminantes de aquí a 2040, y de aquí a 2035 en los principales mercados.

Toyota anunció que estaría dispuesto a reducir en 100% las emisiones de CO2 en todos sus vehículos nuevos de aquí al 2035 en Europa occidental, de conformidad con las proposiciones de la Comisión Europea de prohibir los motores de combustión ese mismo año.

Les ventas "cero emisiones" se incrementarán "bajo reserva de la instalación, de aquí a esa fecha, de infraestructuras suficientes de recarga eléctrica y de suministro de hidrógeno, así como el aumento necesario de las capacidades en energías renovables", precisó Matt Harrison, presidente del constructor en Europa.

Pionero de los híbridos con su modelo Prius, y todavía líder mundial de ese segmento con dos millones de híbridos vendidos en 2020, el constructor japonés tardo en involucrarse en los vehículos 100% eléctricos.