Playa del Carmen, Qroo. La coyuntura política que vive México no debe desviar la urgencia de atender los temas cruciales que están afectando la competitividad del transporte, principalmente el creciente robo de mercancías y construir una mejor infraestructura carretera que abone a la seguridad vial, aseguró el presidente de la Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP), Alex Theissen.

“Estamos viviendo un momento histórico. Para cualquiera sector, sea quien sea el candidato ganador a la Presidencia de la República, las cámaras y los gobiernos locales necesitamos que todos nos hagan caso e inviertan más dinero en infraestructura y empecemos a resolver todos los temas para gozar de los beneficios que ello implica”, dijo.

En la víspera de inaugurar su XVIII Foro Nacional de Transporte de Mercancías, con la presencia de representantes del gobierno federal, el líder empresarial reconoció que el robo de camiones y su carga, llantas y combustible, entre otros, ha alcanzado niveles sin precedente y que los productos alimenticios empiezan a destacar cada vez más como “algo atractivo” para los delincuentes.

Para el director de la asociación, Leonardo Gómez, dicha situación se ha incrementado no sólo en las carreteras y autopistas del país sino en el interior de los centros de distribución donde están presentes los agremiados, en donde no solamente ocurre en la noche, como solía ocurrir, porque ahora “48% de los robos sucede a plena luz del día”. Otro de los temas a tratar es el de la implementación de tecnología en el transporte de mercancías, en donde como país no se ha logrado el avance requerido.

“Estuvimos recientemente en Alemania y ahí los países ya hablan de cómo regular la nueva generación de vehículos eléctricos, por ejemplo. Ya están buscando cómo atender el tema de los vehículos autónomos a nivel administración pública y qué harán las ciudades con las nuevas formas de distribuir mercancía con drones o robots. En cambio, nosotros estamos discutiendo si deberíamos tener métodos de frenado que se patentaron hace varias décadas”, agregó Theissen.

Sin litros de a litro

En un pánel sobre combustibles, el director y presidente de TDR Soluciones Logísticas, Miguel A. Bres, compartió algunos resultados de un estudio que hizo este año tomando como base las ultimas 40,000 cargas de diésel a sus 400 tractocamiones, entre ellos, que la diferencia entre lo que les venden y lo que entra a sus tanques es de 12%, lo que está significando una gran pérdida económica.

“Vemos tristemente que hay diferencias muy marcadas luego de la implementación de la reforma energética, cuando se abrieron varias posibilidades. El reto es comprar litros de litro, pero solos no podemos. Con estas diferencias estamos buscando nuevas formas de suministro porque el mercado no acepta una diferencia tan grande”.

Con base en la información recabada con los sensores que colocaron en cada unidad, en Nayarit hasta 18% del diesel pagado no llega a los tractocamiones y en Aguascalientes la cifra ronda 3%, que son los niveles máximo y mínimo.“Todo el país tiene problemas de vender litros que no son de litro en diesel. Es una cuestión generalizada, por eso algunos se van al autoabasto (poner sus propios tanques), porque no hay posibilidad de sobrevivir con esa merma”.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx