Telefónica presentó su plan estratégico para los próximos años, bajo el lema Elegimos todo , con el objetivo de convertirla en una one life telco.

César Alierta, presidente de Telefónica, explicó que one life telco, se trata de una compañía que impulsa las conexiones de la vida para que las personas elijan un mundo de posibilidades infinitas.

El nuevo plan estratégico se sustenta en seis elementos claves: tres para la propuesta de valor: conectividad excelente, oferta integral y valores y experiencia de cliente; tres habilitadores: big data e innovación, digitalización extremo a extremo y asignación de capital y simplificación.

A través de un comunicado, dio como referencia que desde su lanzamiento, la compañía ha incrementado notablemente el esfuerzo inversor, alcanzado unos ratios de inversión sobre ventas históricos. Excluyendo espectro, sólo este año va a destinar 17% de sus ingresos a inversiones.

Mencionó también que Telefónica acaba de cerrar una etapa en la que ha liderado la consolidación intramercado en Europa y Brasil, cerrando adquisiciones de gran envergadura, como e-Plus, GVT y Digital +, tres operaciones que crean valor y generan importantes sinergias que ya se están capturando.

Alierta también dijo que, como parte de los compromisos de la firma y de la estrategia, está la vinculación de los índices de satisfacción de los clientes a la compensación variable de los empleados, que se incrementará hasta 20% a partir del 2016.

Teniendo en cuenta que 30% de esta variable depende de los ingresos, que son también un reflejo de la satisfacción de los clientes con los servicios que reciben, el resultado que es que 50% de la retribución variable de los profesionales de Telefónica estará directamente ligada al cliente , explicó.

El presidente de la firma española destacó que estamos ante una era de cambio cuya base es la disrupción digital. Un ejemplo claro es la llegada del 5G, que facilitará velocidades de conexión vertiginosas .

cjescalona@eleconomista.com.mx