La industria de telecomunicaciones en América Latina, incluida aquí comunicaciones fijas, inalámbricas y otros servicios por satélite, tendrá el mismo nivel de ingresos que tuvo previo a la pandemia de Covid-19, a partir del año 2023. En ese año, todo el sector en su conjunto alcanzaría una captación de 82,200 millones de dólares, apenas superior al dato del 2019.

De 2020 y 2022, el sector ingresará entre 80,400 y 81,500 millones de dólares por año, frente a los 82,000 millones de dólares que ingresó en 2019, el año previo a la pandemia de coronavirus y los impactos económicos que ésta trajo consigo para la industria.

En 2021, toda la industria de telecomunicaciones de América Latina ingresaría 80,900 millones de dólares.

Un resumen de la firma de consultoría Analysys Mason indicó que los ingresos totales de la industria, entre comunicaciones fijas, celulares y televisión de paga, cayeron 3.4% en 2020.

La baja, sin embargo, resultó menor en comparación con otros sectores productivos o en comparación con economías nacionales que cayeron más de 8.0% en ese año.

Analysys Mason dijo que el sector de las telecomunicaciones fijas, en las que se han soportado buena parte de las actividades productivas y de esparcimiento por el confinamiento sanitario, cayeron en 1.0% sus ingresos. Los servicios móviles, por su parte, observaron un descenso de 2.9% en sus ingresos totales de 2020.

Si las condiciones se mantienen positivas para la industria de telecomunicaciones, el segmento móvil ingresará 43,500 millones de dólares hacia el año 2025, ya con la entrada de la tecnología 5G a la región.

Más definido, los servicios móviles de banda ancha reportarán ingresos por 1,780 millones de dólares en 2025 y los servicios móviles con alguna aplicación de Internet de las cosas (IoT) estaría reportando 720 millones de dólares en ese año.

Los servicios fijos de banda ancha ingresarían 19,900 millones de dólares de dólares en 2025, en las previsiones más conservadoras.

Analysys Mason pronosticó que los ingresos por los servicios de televisión de paga mantendrán un descenso, en favor de plataformas como Netflix, Clarovideo o Prime Video y en otro sentido, dijo que la construcción de redes sobre tecnología de fibra óptica repercutirá en oportunidades de negocio para los operadores.