En pleno proceso de ampliación y rehabilitación, el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) comienza a mostrar su nueva cara. Una de las obras más relevantes es la construcción de la terminal llamada Dedo L, como ampliación de la Terminal 2 (T2) que podrá beneficiar a 1,280 pasajeros por hora.

Ahí se desarrollan siete posiciones de contacto, de la 75 a la 81, que permitirán mejorar la experiencia de viaje de los usuarios.

En su sitio web y redes sociales, bajo la campaña #PorUnAICMejor, se difunden imágenes preliminares de cómo quedará la nueva infraestructura y se menciona que los trabajos iniciaron el 24 de septiembre a las 12 del día, a pesar de que el acta de fallo de la licitación pública establecía como fecha el nueve de septiembre con una duración de 114 días naturales.

Los trabajos están a cargo del consorcio Epccor-Sacyr Construcción México y el monto del contrato es por un total de 435.9 millones de pesos.

“La inversión para esta obra es de 750 millones de pesos y se realizará en una superficie de 4,029 m2. La nueva construcción de tres niveles: planta baja, nivel principal y mezzanine. Se ubicará en la zona suroeste del AICM, atrás de las vías del aerotrén, a la altura de avenida Hangares”, explica la administración de la terminal.

La nueva infraestructura tendrá un diseño arquitectónico diferente al de las terminales 1 y 2, que se asegura requerirá de un menor mantenimiento y tendrá una mayor iluminación natural para generar ahorros de energía.

[email protected]