Francisco Hernández Juárez, líder del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM), ve fin al conflicto con el que se pretendía dividir, de manera funcional, a la empresas por una determinación del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), por lo que dijo, se trabajará en una nueva propuesta que no afecte a los empleados de Telmex ni la viabilidad de la compañía telefónica.

En la reunión plenaria de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), Hernández Juárez explicó que el gobierno federal aceptó ser mediador en el conflicto y se tendrá que dar una solución, “a finales de este mes tendríamos que estar enviando una lista de los trabajadores para irse a otra empresa, cosa que no haremos; por el contrario vamos a intensificar las movilizaciones, nos parece excelente que el presidente, Andrés Manuel López Obrador, haya reaccionado de esa manera (mediar), se ve mucho mejor el panorama. Estamos prácticamente de salida en el conflicto que estábamos enfrentando”.

En 2017 el IFT determinó la pertinencia de separar la provisión de los servicios mayoristas asociados con la red local e infraestructura pasiva —que son los servicios que contratan los demás operadores para ellos poder ofrecer también servicios de telecomunicaciones—, lo que dio paso a la separación funcional de Telmex y Telnor.

En ese sentido, se estableció un periodo de dos años para implementar la separación funcional, durante el cual deberá presentar ante el Instituto un plan de transferencia de recursos (activos y pasivos), uno de migración de personal y otro de elementos de red e infraestructura. Además, deberá someter para aprobación del Instituto los estatutos sociales que regirán el funcionamiento.

Posteriormente, en entrevista Hernández Juárez dijo que presentarán una propuesta a la empresa, pero encaminada a mantener a la empresa, pues éste es el mejor escenario; ya está encauzado el problema y dará mucha certidumbre incluso para los jubilados que están protegidos por el contrato colectivo.

“No se van a afectar los derechos de los trabajadores, como tampoco se pondrá en riesgo la viabilidad de la empresa, teniendo claro que se debe respetar la autonomía del IFT. Estamos buscando una solución negociada”.

[email protected]