El Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) realiza su 45 Convención Nacional Ordinaria Democrática, luego de su proceso de negociación de contrato colectivo y de votaciones para la elección de dirigencia, y prevé para este 30 de septiembre la toma de protesta del nuevo Comité Ejecutivo Nacional para el periodo 2020-2024.

Al presentar su informe de actividades, Francisco Hernández Juárez, líder de los telefonistas, dijo que “empieza una nueva etapa de nuestro proyecto, ya que nuestra opción es la del sindicalismo moderno, democrático, participativo y sobre todo independiente y unitario”.

Asimismo, subrayó que los retos que afronta la institución sindical, de cara a una negociación acordada dentro del marco de la revisión contractual con el tema del pasivo laboral, así como, lo referente a la reinstalación de la mesa intersecretarial y la meta de eliminar las medidas asimétricas impuestas por el IFT, incluida la separación funcional de Telmex.

Destacó que el proceso en donde fue reelecto, cuenta con “gran legitimidad, que será fundamental para resolver satisfactoriamente los retos que se nos avecinan”.

Sin dejar de lado el clima político, Hernández Juárez señaló que el STRM debe de pugnar por un diálogo abierto con el gobierno de México para lograr un acuerdo nacional que genere condiciones adecuadas para mitigar los efectos derivados de la pandemia entre la clase trabajadora y su estabilidad económica, así como la implementación de políticas públicas acordes al mejoramiento del país y su población.

Cabe señalar que en la conferencia vespertina que ofrecerá la secretaria de Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde Luján, dará detalle sobre el proceso de elección de la directiva de los telefonistas.

kg