La inglesa Reckitt Benckiser (RB), propietaria de marcas como Sico, Vanish, Harpic, por mencionar algunas, analiza estrategias para aminorar el impacto en el consumidor de factores como la depreciación del peso, para lo cual ya sostiene charlas con sus distribuidores minoristas.

Tras la elección de Estados Unidos no podemos hablar de impactos, porque no sabemos exactamente qué hará Trump, pero el impacto principal, que no será inmediato, va a estar en el poder adquisitivo y confianza del consumidor , comentó Anne Engerant, gerente general de RB México.

Indicó que México es un mercado donde hay oportunidad para desarrollar todas sus marcas, pero el área estratégica se enfoca en salud con Sico, Durex, Graneodín, Tempra y Sal de Uvas Picot, siendo las tres últimas medicamentos de libre venta (OTC).

Otras de sus marcas son Airwick, Vanish, Harpic, Lysol, Woolite, Veet y French’s.

Indicó que en las tres plantas que tiene en México manufacturan 60% de sus productos, y el 40% restante es importado.

La gente no cambia de marca por la variación del dólar; tal vez exista una presión porque el consumidor quisiera más promociones o algún aumento de tamaño , declaró Oguzhan Silivrili, director de Mercadotecnia de RB México.

Adelantó que ya se encuentran en diálogo con los retailers nacionales para ver cómo se comportan sus productos, detectar si hay algún rezago en las compras y trabajar en algún trato: Esos tratos se tienen que planear, ver el comportamiento de los clientes y platicarlo con los distribuidores, ya estamos trabajando en eso .

Entrevistados en el marco del Día Mundial de Lucha Contra el Sida (VIH), anunciaron una alianza de Sico con la Fundación Mexicana para la Planeación Familiar, para hacer conciencia sobre la importancia del uso del condón y evitar embarazos y enfermedades de transmisión sexual.

maria.rodriguez@eleconomista.mx