El Pleno del Senado de la República avaló que los permisionarios o concesionarios de uso público o social, incluyendo los comunitarios e indígenas, que presten el servicio de radiodifusión tengan una prórroga de hasta un año para mudarse de la señal analógica a la digital sin que pierdan la concesión y sin que los multen por su retraso. Además le puso candados a la entrega de televisores o decodificadores por el gobierno federal o locales en tiempo electoral.

El aval se dio en medio de enérgicas críticas al PRI, el PAN y el PVEM. Algunos senadores del PRD y el panista Javier Corral acusaron que la reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión y a la Ley del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano beneficia en mayor medida a las estaciones comerciales, sobre todo a Televisa y TV Azteca.

La reforma que fue enviada a la Cámara de Diputados a menos de un mes del apagón analógico precisa que aquellos permisionarios o concesionarios que no estén preparados para el apagón deben avisar al Instituto Federal de Telecomunicaciones para que les autorice la suspensión temporal de sus transmisiones o, en su caso, reduzcan su potencia radiada aparente.

A partir del inicio de las precampañas y hasta el día de la jornada electoral se suspenderá la distribución o sustitución de equipos receptores o decodificadores, así como los programas de entrega de televisiones digitales, en aquellas entidades federativas en las que se verifiquen procesos electorales durante el 2016. El Instituto Nacional Electoral verificará el cumplimiento de esta disposición y aplicará, en su caso, las sanciones correspondientes , establece la minuta.

Aclara que la entrega, distribución o sustitución de equipos receptores, decodificadores o televisores digitales en contexto electoral se tomará como propaganda gubernamental y será sancionada en términos de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales.

La perredista Dolores Padierna dijo que la reforma es un trofeo a las televisoras; el vicepresidente del Senado, Luis Sánchez, declaró que no es aceptable que se abuse de la confianza de los integrantes de la Mesa Directiva para tratar asuntos de contrabando en razón de la prisa de los intereses privados .

Mientras, Javier Corral dijo que 93.4% son estaciones del duopolio televisivo. Gerardo Flores, del PVEM, ejemplificó que el órgano regulador canadiense autorizó que el principal medio público del país no apagará su señal analógica en el 2011 y le dio un plazo para hacerlo, y el priista Raúl Pozos recordó que los operadores públicos y sociales vienen de una demanda de comunidades y sitios muy apartados.

[email protected]