Los ajustes y la implementación de la reforma laboral requieren “de un entendimiento por parte del sector empresarial”, estableció Arturo Alcalde, especialista laboral, en el marco del Foro Laboral “Retos del empresariado y los sindicatos frente a la nueva realidad”, organizado por la Coparmex.

Durante su participación, y tras hacer un recuento de las razones que provocaron los cambios en materia de las relaciones laborales, con la reforma en 2019 y la firma del T-MEC en donde se incluyó un capítulo laboral, expuso que parte de los retos que enfrentarán las empresas son: reflexionar, así como enfatizar o tener más presente a los trabajadores que a los líderes o abogados, pues en la actualidad quienes tienen el voto en sus manos son los trabajadores.

Asimismo, dijo que se debe conciliar más sobre el desarrollo productivo con la distribución de beneficios; no sólo con los líderes sindicales, sino con todos los colaboradores y evitar cualquier acto de discriminación al interior y exterior de la empresa.

“Para las empresas el tema sindical así como el tema de libertad y contratación colectiva ya no es un tema ajeno, hoy incurrir en esos principios tiene consecuencias económicas”, aseguró.

Por otra parte, el abogado laboral también hizo referencia a los principales retos para el sindicalismo “tienen que aprender a vivir en democracia, libertad y rendición de cuentas”, así como escuchar y tomar en cuenta a sus trabajadores y minorías, conciliar libertad con responsabilidad productiva, ser profesionales y responsables en todo ámbito y mejorar la imagen del sindicalismo.

Alcalde enfatizó que “los retos no sólo son para las empresas, trabajadores y sindicatos, también el gobierno deberá sumarse al cambio, teniendo como principales retos el no generalizar ni descalificar, creando propuestas basadas en las características de cada sector, así como impulsar el diálogo social”.

Es importante, dijo, brindar seguridad jurídica a las empresas y sindicatos, crear políticas públicas favorables para la formalización del trabajo y tener permanente cómo impulsar dicha formalización e inversión productiva. “Todo está conectado, si queremos lograr mejoras en el ámbito laboral, sindical y económico del país se deberá trabajar en equipo”.