Frente a una guerra comercial entre Estados Unidos y China, el sector empresarial de México proyecta que las exportaciones mexicanas al mercado del gigante asiático se duplicarán en un plazo de cinco años, por un monto cercano a los 20,000 millones de dólares.

Enrique Alcázar, vicepresidente de Propiedad Intelectual y franquicias de la Concanaco, afirmó que Mexico se encuentra en el momento y la coyuntura internacional perfecta para incrementar el comercio con China, para lo cual se habilitó Casa Concanaco en Shanghái, que será la puerta de entrada para empresas mexicanas interesadas en ingresar y exportar al mercado chino, “al ser el escaparate ideal para exhibir y promover sus productos, servicios y destinos”.

Al cierre del 2017, el comercio entre México y China fue 82,000 millones de dólares, en donde nuestro país es deficitario, al enviar a penas un 10% de este monto, mientras que los chinos nos venden mas productos.

No obstante, con Casa México se estima aumentar la participación de las exportaciones mexicanas de 10% hasta 20% y ello ayude a reducir el déficit comercial.

El presidente de la  Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo(Concanaco Servytur), José Manuel López Campos citó a las autoridades chinas, “ En los próximos quince años se estima que las importaciones en bienes y servicios en China superen los 30 y 10 billones de dólares respectivamente”, para lo cual, México será un actor activo de sus compras internacionales.

Sostuvo que China representa oportunidades más que amenazas para aumentar el comercio, pues tiene más consumidores de clase media que Estados Unidos desde el 2017.

Se predice que para el 2030, 480 millones de personas formarán parte de la clase media en China (un 35% de su población) y justamente, este sector demanda productos mexicanos con un estilo de moda y estatus.

Entre los productos mexicanos que compran los chinos se encuentran la vainilla, cuero, metales preciosos, vestimenta, productos farmacéuticos, tequila, mezcal y próximamente plátano y sorgo, que sustituye la compra que hacían a Estados Unidos.

El plan incluye también la promoción de sitios turísticos. Entre ellos, se han apuntado empresarios de Cancún, Ixtapa, Mazatlán, Puerto Vallarta, entre otros.