La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) dará a conocer esta tarde a la empresa que la deberá asesorar en la integración de información para elaborar una nueva norma y manual para calificar el estado físico de la red carretera federal de México, antes de que concluya la actual administración.

De los tres participantes invitados por la dependencia al concurso, Orva Ingeniería (la firma que elaboró el proyecto ejecutivo del Paso Exprés de Cuernavaca, donde se registró un socavón el año pasado) presentó la propuesta económica más alta: 4 millones 730,493.9 pesos, sin IVA.

Suma Sinergia entregó su propuesta para realizar los trabajos, en un plazo no mayor a 100 días, por: 4 millones 664,548.5 pesos, mientras que Sigma Ingeniería Civil consideró que puede realizar las tareas por 4 millones 506,345.5 pesos (en ambos casos sin IVA).

La licitación, a cargo de la Dirección General de Desarrollo Carretero, no alcanza los niveles de inversión requerido para documentarse en video, lo cual fue informado a los participantes. Además, en la ceremonia de entrega de propuestas técnicas y económicas, no se presentó como testigo el representante del Órgano Interno de Control de la Secretaría; no obstante, se dejó en claro que, si hay alguna queja o denuncia sobre el proceso, deberán acudir a ese órgano.

En su plan de trabajo para el presente año, la SCT buscó avanzar “en la consolidación de un sistema carretero de gran cobertura, calidad y seguridad, integrado con los otros modos de transporte, que apoya a la competitividad y la eficiencia de la economía y de los sectores productivos que la componen, contribuyendo también a eliminar desequilibrios y a potenciar el desarrollo regional”.

En el caso de la calificación de red carretera federal (poco más de 61,709 km), se ha informado que actualmente se utiliza una metodología establecida en una norma de Caminos y Puentes Federales (Capufe) que data de 1996, así como de un método aplicado desde el 2014, por lo que debe renovarse y para tener la documentación necesaria para la nueva norma.

La firma ganadora tendrá que realizar los trabajos con base en las mejores prácticas internacionales y tomando en cuenta lo que se hace en España, Australia, Inglaterra y Chile, así como uno o dos Departamentos de Transporte de Estados Unidos, en referencia a la utilización y el establecimiento de indicadores de servicio para el análisis del estado de conservación de redes de carreteras. En la documentación entregada a las firmas invitadas al concurso, la SCT dijo que dispone de datos de auscultación con equipos de alto rendimiento obtenidos en varias campañas en los años recientes, donde se han medido periódicamente diversos parámetros superficiales y estructurales que permiten conocer las condiciones de servicio de la red, por lo que es necesario definir la norma y la metodología para calificar el estado físico de los caminos basada en esos resultados.

[email protected]