México se consolida como la cuarta operación más importante a nivel mundial para SC Johnson, y este 2017 la incertidumbre no los detiene, por lo que además de integrar líneas de producción en su planta de Toluca, ampliará su portafolio de cuidado de calzado.

Los cambios que suceden en la política, como sucedió en Estados Unidos, han sucedido en muchos países del mundo. SC Johnson se mantiene; para nosotros puede ser un arancel más, un arancel menos, pero la visión es a largo plazo; somos una compañía con 63 años en México y 130 en el mundo , señaló en entrevista Luis Manuel Hernández Rojas, director general para SC Johnson México y Centroamérica.

Ante el próximo inicio de negociaciones en el Tratado de Libre Comercio en América del Norte, Hernández Rojas explicó a El Economista que sí existe cierta incertidumbre por el impacto que pudieran tener en algunas importaciones y exportaciones; donde al menos 30% de las bolsas Ziploc que se consumen en Estados Unidos son producidas en la planta de Toluca, Estado de México.

La producción de la planta de Toluca nutre al mercado de México, surte completamente al de Centroamérica y ciertos productos limpiadores especializados son enviados a Japón y Suramérica.

El plan estratégico de la compañía no se ha detenido, la proyección es incrementar un par de líneas la producción en el área de limpiadores y otra línea en la producción de ambientadores, es un plan que ya está aprobado y se está trabajando , informó el directivo.

Se espera que en el transcurso del año SC Johnson presente en México nuevas fragancias en su portafolio de limpiadores y prepara ampliar el portafolio de cuidado de calzado, el cual ha estado olvidado por años en términos de innovación y con el cambio de hábitos traerá un nuevo respiro.

El directivo añadió que en los últimos dos años han presentado un incremento considerable en las ventas del portafolio de insecticidas y repelentes, asociado con las alertas que se han emitido por las enfermedades del zika, dengue y chikungunya, portafolio que, en el caso de Raid, la producción se hace en Toluca, mientras que Raidolitos de espirales son importados de Tailandia. Para este 2017 se espera un crecimiento de 10% en las ventas de la compañía en México, acorde a lo presentado en años anteriores. México es su cuarto mercado más importantes sólo detrás de Estados Unidos, Argentina y Francia.

maria.rodriguez@eleconomista.mx