El repunte del vandalismo contra los trenes de carga con destino a Veracruz, principalmente se traduce en pérdidas millonarias para la industria automotriz, pues los atracos de piezas y componentes en plenas vías ferroviarias provocan que algunos autos queden inservibles, denunció Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Estos hechos no sólo se traducen en pérdidas millonarias de dólares para la cadena de suministro automotriz, sino envían una mala imagen a Estados Unidos, porque somos el principal proveedor de vehículos y piezas automotrices, así como al resto del mundo: que inhiban las inversiones en el futuro.

Se trata de bloqueos y descarrilamiento de ferrocarriles realizados por los delincuentes que quitan espejos, baterías, cables, cofres, llantas y demás partes a los vehículos nuevos que serán exportados por el Puerto de Veracruz, lo cual genera que “en algunos de los casos esos vehículos queden inservibles”. En conferencia de prensa, Solís informó que las automotrices transportan por tren 70% de sus exportaciones de vehículos, y el resto, por madrinas. Ambos se han visto afectados, pero con repunte en los trenes.

Los hechos de vandalismo se han presentado en mayor proporción en la zona del centro del país, el Bajío y estados del norte. Si la planta se ubica en Guanajuato, el tren pasa por Querétaro, México, Puebla hasta Veracruz. Y también, Coahuila y Nuevo León, son focos rojos.

“Por ejemplo, el movimiento de partes que es vandalizado, que es bloqueado y que era de exportación para atender a una planta en Estados Unidos, claramente afecta la cadena de suministro en esas plantas en Estados Unidos”, explicó el representante de la industria automotriz. Eduardo Solís comentó que ya se solicitó apoyo a las secretarías de Economía y de Gobernación, así como a la Policía Federal, y que se coordinen con gobiernos locales para intensificar los trabajos que  aseguren protocolos de seguridad tanto en ferrocarriles como en carreteras.

“El vandalismo en ferrocarriles del centro a Veracruz, aunque también hay reportes en el norte, ha venido afectando el flujo de la industria automotriz, tanto de vehículos como autopartes. En los próximos días se dará el recuento de daños que se ha tenido y son pérdidas millonarias en dólares las que podemos reportar”, sostuvo.

Verificación vehicular

Temen que se elimine exención de dos años para autos nuevos

Con el regreso de la verificación vehicular a partir del 1 de julio próximo, existe el temor de eliminar la exención que tienen los vehículos nuevos menores a dos años a no realizar esta revisión y en cambio se les obligue acudir a un verificentro como el resto de los autos de mayor antigüedad, expresó la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Ante los rumores de que se endurezca la normativa en la Ciudad de México, Olwaldo Belmont, director técnico de AMIA, dijo que ya busca reunirse con la Comisión Ambiental de la Megalopolis (Came) para externar la importancia de que se respete el periodo otorgado a los vehículos nuevos, porque representa un incentivo para la adquisición de ventas internas, y frenar la importación de usados.

Hasta el momento existe certeza de que el próximo 1 de julio reabren los verificentros, dijo el especialista en normatividad vehicular.

Por ello, Belmont consideró la importancia de respetar a los propietarios de vehículos año modelo 2018 y 2019 la no verificación.

“Si la Norma 167 que se publicó y entró en vigor el año pasado indica que los vehículos nuevos tienen dos años de exención de la verificación vehicular, y si a estos compradores de vehículos nuevos no se les hace un intercambio y los someten a pruebas, parece que es una contraindicación de la norma federal”, dijo.

Entrevistado en el marco del Taller de Medios que organiza la AMIA, reconoció que existe el temor en la industria ante las nuevas reglas de verificación, por lo que piden se informe a los conductores antes de que entre en vigor la nueva norma.

[email protected]